El PSOE supedita su apoyo al presupuesto de la Diputación a la inversión en empleo, tecnología, redes y caminos

Los socialistas presentan una veintena de propuestas y supeditan su respaldo a las cuentas de La Salina a que se acepten las cinco fundamentales.

El grupo socialista en la Diputación ha fijado sus líneas rojas en el trámite de aprobación de los presupuestos de La Salina para 2017, que sólo se plantean apoyar si se comprometen inversiones en varias áreas clave. Según ha explicado su portavoz, Carmen García Romero, sólo los apoyarán si hay más presupuesto para fomento del empleo, para un nuevo plan tecnológico, un plan de renovación de redes de agua y para seguir adelante con la mejora de caminos y cauces.

 

El PSOE ha dado a conocer una veintena de propuestas para los presupuestos de la Diputación de Salamanca, y esperan que buena parte se acepten como ha ocurrido los últimos años con el plan que complementa los planes autonómicos de empleo o el plan de arreglo de caminos rurales, ideas de los socialistas a las que el equipo de Gobierno ha dado cobertura en presupuestos. De este modo, han vuelto a plantear sus ideas y supeditan su apoyo a las cuentas de 2017 a que se acepten varias de ellas.

 

Según García Romero, la línea roja es el apoyo a cinco medidas fundamentales. Un nuen plan de fomento del empleo como el de 2016; un plan de nuevas tecnologías para los pueblos; un plan de renovación de redes de agua, muy deterioradas en general; un nuevo esfuerzo en el plan de arreglo de caminos; y presupuesto para el plan de limpieza de cauces. Por aquí debería empezar a escuchar el equipo de Gobierno si quiere que el PSOE pase de la abstención.

 

El PP, que gobierna en mayoría, no necesita los votos de la oposición, pero en los últimos años sí ha escuchado más propuestas de los socialistas, que han acertado con medidas interesantes para la provincia que el equipo de Gobierno no ha sabido ver.