El PSOE: si el dinero es el problema para la capital gastronómica, que Mañueco busque apoyos institucionales

El portavoz del PSOE, José Luis Mateos, durante el pleno. Foto: C. Perelétegui

El grupo socialista anima al alcalde a empezar a moverse para conseguir la implicación y el respaldo económico de la Junta y de la Diputación de Salamanca para apoyar una candidatura de Salamanca.

Las declaraciones del alcalde Alfonso Fernández Mañueco, en las que reconoce que se descartó la opción de presentar en 2012 una candidatura para ser ciudad de la gastronomía y en las que pide cooperación económica del sector para moverse ahora, han animado al PSOE en el Ayuntamiento de Salamanca a insistir en sus planteamientos. Así, el portavoz del grupo municipal considera que el alcalde debería moverse ya para conseguir apoyos institucionales como los que tuvo Burgos en 2013 o lo que ha tenido Cáceres este año.

 

"Si el problema es el coste económico que pueda tener convertirse en Ciudad Española de la Gastronomía, el alcalde tiene que empezar a buscar apoyos institucionales para sacarlo adelante", ha comentado José Luis Mateos. Y es que desde el grupo socialista insisten en que el presupuesto y las aportaciones para sustentar el evento no parecen un problema. Ponen los ejemplos de Cáceres, que tiene la capitalidad este año, y donde el presupuesto total ha rondado los 600.000 euros, de los cuales medio millón ha puesto la Junta de Extremadura, mientras que el Ayuntamiento solo ha tenido que aportar 40.000 euros ya que Diputación y otras instituciones también participaron.

 

El alcalde ha hablado de la cooperación económica que tendría que brindar la Asociación de Empresarios de la Hostelería si quiere que este evento salga adelante y también ha puesto por delante a esta asociación al asegurar que no se mostraron ilusionados y que fueron parte en la decisión de rechazar en 2012 presentar una candidatura para la designación que se llevó finalmente Burgos de cara a 2013.

 

Para el portavoz socialista, el problema no es el dinero sino conseguir la implicación de la Junta de Castilla y León y de la Diputación de Salamanca, en este caso, para un proyecto con importantes beneficios económicos y de empleo para la ciudad que sea desginada en 2017. Mateos insiste en que hay que moverse para conseguir todo el respaldo institucional que tuvo en su día, por ejemplo, Burgos, donde la Junta se volcó: fue el evento de referencia del año 2013 para la política turística de Castilla y León, se aprovechó para posicionarse en turismo gastronómico y fue bandera en la presencia institucional en todas las ferias del sector.

Noticias relacionadas