El PSOE se opone "con uñas y dientes" a la "sustitución de becas por préstamos"

Fernando Pablos

El secretario provincial del PSOE, Fernando Pablos, ha recordado en rueda de prensa que las becas "deben ser la garantía de igualdad de oportunidades para acceder a una educación superior".

Fernando Pablos, secretario provincial del PSOE, dio a conocer en una rueda de prensa la oposición de su partido a dos noticias que se dieron a conocer el pasado viernes 13, desde el punto de vista de las becas. Al mismo tiempo, reitera que “las becas no son ningún premio a buenos estudiantes, sino que deben ser la garantía de igualdad de oportunidades para acceder a una educación superior en España”.

 

Una de esas noticias, a las que califica de graves, es la resolución de la convocatoria autonómica. Y es que este año han sido 1.680 universitarios de Castilla y León los que se han quedado sin beca por falta de presupuesto, aun cumpliendo todos los requisitos. Mientras que el año pasado el número ascendía a 1.356, el cual cada vez es mayor. Según Pablos, esto es consecuencia de “la permanencia del tiempo de la crisis, y de que  las bases de la convocatoria autonómica corrigen solo en parte lo que son las negativas consecuencias de la regularización del gobierno”.

 

Ante esto, los socialistas utilizaran el Debate del Estado de la Comunidad, que tendrá lugar la semana que viene, para lanzar una ofensiva, con el fin de que “las becas autonómicas sirvan para poder corregir de manera real las negativas consecuencias de las decisiones de Wert y Rajoy”. Para ello, Pablos sostiene que “es necesario modificar las bases y aumentar el presupuesto”.

 

La otra noticia sería la valoración del gobierno de eliminar las becas y sustituirlas por préstamos, retornables en algunas condiciones, a lo cual los socialistas se van a “oponer con uñas y dientes”, ya que “es la puntilla al sistema de igualdad de oportunidades, en un momento en el que la formación universitaria no garantiza inmediatamente una salida laboral adecuada a esa formación, y en la que mucha gente se va a pensar si la capacidad económica de sus familias puede estudiar y luego estar hipotecado de por vida por haber estudiado”.