El PSOE se niega a hacer una 'amnistía' a los errores urbanísticos y sigue pidiendo compensaciones

El grupo socialista se niega a revisar el PGOU para que el equipo de Gobierno legalice las actuaciones que la justicia le ha echado para atrás en los últimos años.

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Salamanca ha querido dejar dos cosas muy claras a la hora de definir su postura en el caso El Corte Inglés: 'sí' a la continuidad de los grandes almacenes y 'no' a la "amnistía" que Fernández Mañueco pretende hacer a años de errores en la gestión urbanística. Una posición que indica el apoyo total para que esta empresa siga abierta y la negativa a que un cambio en el PGOU sirva para legalizar todo lo que la justicia ha 'tumbado' al Ayuntamiento.

 

Así lo ha explicado el portavoz del PSOE, José Luis Mateos, que tiene claro "que el PSOE no quiere el cierre de las instalaciones de El Corte Inglés", pero que recuerda que es necesario regularizar la situación que tiene tras haber anulado la justicia todas las licencias que le dio el Ayuntamiento. Eso es algo por lo que el portavoz socialista no deja de pedir responsabilidades, ya son equipos de Gobierno del PP los que las concedieron en base a planteamientos ilegales.

 

Mateos se niega a que la ciudad "tenga que pagar por errores y desmanes del PP", y estima que, sea cual sea la situación, tiene que haber compensaciones porque el centro comercial ha disfrutado de un mayor aprovechamiento en forma de metros para edificar. Y es que, en lo relativo a la solución más adecuada, el PSOE tiene claras varias cuestiones.

 

La primera, que no será obstáculo para regularizar esta situación. "Siempre nos hemos comportado de forma responsable", ha dicho Mateos, que considera que la solución transitoria de pedir una prórroga de 2 años a la Junta es aceptable, pero no es una solución "porque el problema seguirá ahí". Eso sí, asegura que no le van "a sacar las castañas del fuego al PP" ni van a ser su "tonto útil". Porque el PSOE se niega a una de las soluciones planteadas: una revisión completa del PGOU.

 

Para los socialistas, el equipo de Gobierno aprovecharía este cambio para legalizar situaciones como las del hotel Corona-Sol o el Bretón, además de El Corte Inglés, y de paso encauzar otros problemas como el parque de maquinaria. "Si ese recurso lo plantea el PP como amnistía de sus desmanes urbanísticos en Salamanca, que no cuente con el PSOE".

 

 

LAS ALTERNATIVAS

 

En este sentido, el concejal Fernando Vegas considera que la solución de postergar el problema de los grandes almaneces otros dos años "no es solución alguna" y que lo que plantea el alcalde "es una huída hacia adelante". Además, considera que el PGOU tiene pocos años de vigencia (se aprobó en 2007) y que todavía no ha sido desarrollada en su totalidad, con lo que no tiene sentido plantear una revisión completa.

 

Vegas ha explicado las cuatro alternativas de manera sencilla. La primera pasa por aceptar la modificación puntual impulsada por el PP que reconoce que el suelo donde está El Corte Inglés es consolidado; esto legaliza la situación directamente, y el PSOE no lo contempla. Una modificación puntual desde la posición de suelo no consolidado, es decir, abriendo la puerta a compensaciones. La revisión del PGOU, que no se acepta para la 'amnistía urbanística'. Y la medida transitoria de pedir un ordenamiento temporal a la Junta que permita parar posibles ejecuciones de sentencia.

Noticias relacionadas