El PSOE rechaza en el Senado declarar la fiesta taurina como Bien de Interés Cultural

 
agencias
El Partido Socialista rechazó ayer con sus votos en el pleno del Senado la declaración de los toros como Bien de Interés Cultural con carácter Etnográfico y el inicio de las gestiones oportunas ante la Unesco para incluir esta fiesta en el listado mundial de Patrimonio Cultural Inmaterial, tal y como planteaba la moción presentada por el Grupo Popular en el Senado y defendida por su portavoz, Pío García Escudero.

Para el Partido Popular de Salamanca, este gesto es una muestra más de la defensa hipócrita que el PSOE hace de la fiesta nacional, vetándola en Cataluña mientras blinda los correbous y, lo que es más grave, una oportunidad perdida para garantizar el mantenimiento del ecosistema característico de la geografía salmantina, la dehesa, y de lo que su supervivencia conlleva: fijar y mantener población en el medio rural y generar puestos de trabajo.

En opinión del Partido Popular de Salamanca, haber aprovechado esta oportunidad para proteger la fiesta nacional hubiera sido la mejor prueba del compromiso del PSOE con el mundo rural y con la conservación de valores económicos, sociales y medioambientales especialmente vinculados a una provincia como la salmantina, con más de 362.000 hectáreas de territorio adehesado.

García Escudero, que lamentó que los senadores socialistas no hayan tenido la misma libertad de voto que dio el PSC cuando se votó la prohibición catalana, afirmó que “las tradiciones sólo pertenecen al ámbito del sentimiento y de la identidad” y recordó que 13 millones de personas pasan por taquilla para ver corridas de toros cada año, lo que convierte a la fiesta de los toros en el segundo espectáculo en número de espectadores, sólo detrás del fútbol. El portavoz del PP en el Senado insistió en que “la existencia del toro de lidia, que se pretende proteger, está unida indisolublemente a la Fiesta”.