El PSOE quiere un Plan destinado a la limpieza de cauces y riberas en los ríos

El río Tormes a su paso por la Isla del Soto en Santa Marta de Tormes.

Con las recientes lluvias se ha agravado la mala situación de muchos cauces y las riberas en la provincia de Salamanca.

El Grupo Socialista en la Diputación de Salamanca ha registrado una moción, que será debatida en el Pleno provincial del próximo jueves, donde se insta a esta institución a crear, con la colaboración y participación tanto de la Junta como de las distintas Confederaciones Hidrográficas, de un Plan destinado a la limpieza y adecentamiento de cauces y riberas en los ríos y arroyos que atraviesan los cascos urbanos de los municipios de la provincia.

 

Un Plan que vendría a complementar la partida que la Diputación ha incluido en los Presupuestos para este año, y a propuesta e iniciativa del PSOE, dirigida a este fin, y que los diputados socialistas estiman absolutamente insuficiente.

 

El PSOE es consciente que dicha partida incluida en los Presupuestos de la Diputación, a instancias de los socialistas, para la limpieza y mantenimiento de riberas y cauces en los ríos y arroyos de los cascos urbanos de los pueblos no es suficiente.

 

Y en base a esto considera imprescindible la necesidad de implicar y buscar la colaboración tanto de la Junta como de las Confederaciones Hidrográficas para poner en marcha actuaciones que amplíen y continúen el Plan que se tiene previsto poner en marcha y que resulta, desde todos los puntos de vista, insuficiente.

 

Los diputados socialistas recuerdan que las recientes lluvias han puesto de manifiesto, y han agravado, la mala situación en que se encuentran muchos de los cauces y las riberas de los ríos y arroyos en la provincia de Salamanca. Un estado que está causando graves daños en muchos puentes, pontoneras y otros elementos que en muchos de los casos son un importante patrimonio en los municipios tanto por su utilidad como su valor histórico. Daños que en algunos casos ya son irreparables o están poniendo en peligro la conservación, la utilidad y la propia existencia de dichos elementos.

 

Una situación de ríos y arroyos que, en algunos momentos y en determinadas épocas, ha provocado incluso inundaciones en algunos municipios con el consiguiente riesgo para las personas y la pérdida de numerosos bienes y cultivos.