El PSOE propone consenso y mantener la Norma con mayores controles de calidad

También defiende establecer un libro genealógico de las madres para asegurar la pureza de la raza

La polémica sigue instalada en el sector del ibérico. En esta ocasión, el PSOE ha vertido su opinión sobre este tema aludiendo a que es necesario el consenso, así como mantener la Norma con mayores controles de calidad.

Así lo ha indicado el Procurador del PSOE por Salamanca en las Cortes de Castilla y León, Juan Luis Cepa, quien ha estado acompañado por los los diputados provinciales socialistas, José Francisco Bautista y Antonio Luengo, para defender a un sector de vital importancia en la provincia y en la comunidad.

De hecho, cepa ha destacado que exigirán a la Junta que "reivindique en Madrid su postura de defensa, pero de verdad, con el objeto de salvaguardar los intereses regionales y de ganaderos e industriales", dijo. También indicó que la Norma no debe ir en contra "de nadie ya que no debe enfrentar ni a ganaderos ni a industriales".

Cepa también criticó que el Ministerio pueda tener ya tomada una decisión "porque de ser así estaría haciendo las cosaqs mal ya que estamos sin un texto o un borrdor con el que poder discutir", señaló.

Ante esta situación, el PSOE ha destacado que sería necesario establecer tres puntos fundamentales: "Mantener la Norma de Calidad con alguna modificación puntual, el aumento de los controles de calidad para evitar el fraude y la creación de un libro genealógico para destacar la pureza de las madres", dijo Cepa.

Por su parte, el diputado de Agricultura del PSOE, Antonio Luengo, destacó que se trata de un "ataque sin precendetes en la democracia en el que se busca favorecer solo al 7% del sector, que tiene su principal motor en Castilla y León y no compartimos en absoluto lo que propone el gobierno", concluyó.