El PSOE pide sustituir los trenes diésel por unidades eléctricas para el trayecto a Valladolid y Palencia

Los socialistas exigen el máximo aprovechamiento de la nueva línea para mejorar conexiones con las capitales de provincia y recuerdan el compromiso del Ayuntamiento para promocionar la ciudad a partir de la nueva conexión con Madrid.

El diputado socialista por Salamanca, David Serrada, ha decidido recordar al Gobierno central y al Ayuntamiento sus compromisos con respecto al funcionamiento de la línea electrificada y la mejora de las conexiones ferroviarias de Salamanca. En una pregunta escrita registrada en el Congreso, Serrada consulta sobre los planes de futuro de Renfe para los servicios desde la estación de Salamanca una vez se ha avanzado en la electrificación. Y lo hace recordando que el pleno del Ayuntamiento aprobó por unanimidad una moción del grupo socialista para mejorar la oferta de conexiones: por ello quiere saber si el consistorio ha trasladado la iniciativa a Fomento.

 

En primer lugar, el diputado socialista pregunta por qué las conexiones con Valladolid y Palencia mantienen los trenes diésel de la serie TRD594, cuando ya se circula por una línea totalmente electrificada. Por ello, consulta si Fomento y Renfe tienen prevista la sustitución de estos trenes por otros con tracción eléctrica que permitan mejorar los tiempos de viaje; en la actualidad, un par de conexiones al día con Valladolid tardan 1h5minutos, pero el resto tienen tiempos de viaje mucho mayores. Además, añade la consulta sobre la ampliación de servicios por la línea electrificada con otras capitales de provincia de Castilla y León y de conexiones como la suprimida con Zaragoza.

 

También ha trasladado al Congreso una pregunta sobre si el Ayuntamiento de Salamanca ha hecho los contactos comprometidos para conseguir una mayor promoción de la ciudad aprovechando la nueva conexión con Madrid. La necesidad de tarifas especiales es algo que ha puesto de manifiesto el PSOE en varias ocasiones, y que el alcalde Alfonso Fernández Mañueco no ha conseguido. Para lograrlas, sería necesario un acuerdo con Renfe o que Fomento declarara esta línea de servicio público obligatorio.