El PSOE pide que se investiguen los nuevos restos arqueológicos en la iglesia de San Polo

El Grupo Municipal Socialista solicita que se dé traslado a la Junta la aparición de un sarcófago medieval en las obras de rehabilitación de este monumento que está catalogado como Bien de Interés Cultural.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca pide que se traslade,  a la Comisión Territorial de Patrimonio de la Junta, el descubrimiento de nuevos restos arqueológicos durante las obras de rehabilitación que el Consistorio está realizando en la Iglesia de San Polo.

 

El PSOE estima que el equipo de gobierno municipal debe trasladar a dicha Comisión tanto el aviso de este descubrimiento como toda la información de la que disponga para que se proceda a "hacer una valoración sobre los restos encontrados, concretamente un sarcófago medieval, y tomar la decisión que se estime oportuna en relación a esta cuestión".

 

Los concejales socialistas trasladan al equipo de gobierno municipal que según lo dispuesto en el artículo 16 de la Ley 16/1985 de  25 de junio del Patrimonio Histórico Español,  el Ayuntamiento de Salamanca tiene que saber que "todas las obras que se lleven a efecto en monumentos o bienes declarados de interés cultural, y en su propio entorno, no deben llevarse a cabo sin la aprobación previa del proyecto correspondiente por la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural, o si es el caso, por la Dirección General". En base a esto, el PSOE considera que la aparición de restos arqueológicos "es motivo suficiente para dar trasladado a la administración correspondiente para que tome una decisión sobre la continuidad o no de dichas obras" e insta al equipo de gobierno municipal, encabezado por Mañueco, a que informe y ofrezca las explicaciones oportunas sobre las medidas que se han tomado, y la manera en que se ha procedido en relación a este descubrimiento.

 

El Grupo Municipal Socialista recuerda que la iglesia de San Polo, fundada en el siglo XII, constituye "uno de los escasos vestigios de arte románico mudéjar que existe en Salamanca", declarada además, Bien de Interés Cultural en 1992. Una declaración "que obliga a la protección de dicho monumento", manifiestan.