El PSOE pide “mayor claridad y transparencia” en la adjudicación de contratos del Ayuntamiento

Foto: N. S. Z.

Arturo Ferreras presenta una serie de medidas que eviten la opacidad.

El concejal del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca Arturo Ferreras ha pedido al equipo de Gobierno “mayor claridad y transparencia” en la adjudicación de contratos.

 

Después de que la Cámara de Comercio y la Confederación de Organizaciones de Empresarios Salmantinas (Confaes) hayan puesto de relieve que el Ayuntamiento de la capital y la Diputación Provincial utilicen un sistema de adjudicación para “beneficio siempre de las mismas empresas”, Ferreras ha señalado que su grupo no dispone de la información que pueda ser motivo para llevar el caso a los tribunales pero sí que ha reconocido que a los socialistas les ha “llamado la atención” el incremento en el Consistorio de los contratos negociados y sin publicidad.

 

El edil socialista ha dicho que este sistema de adjudicación para contratos menores ha ido ‘in crescendo’ en los últimos años y especialmente en 2014 se ha producido un “vaciado” de la Comisión de Contratación.

 

Este procedimiento de negociado sin publicidad “no debería tomarse como rutina, por ser un sistema opaco” y “en el caso de producirse, debería ser publicado en la propia página web del ayuntamiento”.

 

Ante esta situación, Ferreras ha señalado que desde septiembre su grupo ha pedido en cinco ocasiones la documentación sobre este tipo de adjudicaciones, en las que “no es tan importante las cuantías sino el número de contratos”, y que todavía carecen de ella.

 

Para cambiar esta situación, el concejal ha señalado que su grupo adoptaría una serie de medidas en el caso de gobernar, que también ha animado a que las promueva el equipo de Gobierno y que pasan por que todos los contratos “deben estar a disposición de los ciudadanos” en la página web municipal y que se adopten en común acuerdo en la Comisión de Contratación.

 

Además, Arturo Ferreras ha abogado por que no haya pliegos de condiciones “a medida”, como según él ha ocurrido con el del transporte urbano de Salamanca, y que se cree una comisión con funcionarios y responsables políticos de los distintos grupos.

 

Esta comisión, tal y como ha dicho, elaboraría una serie de criterios “objetivos” que darían el 80 por ciento de los votos para la adjudicación de contratos para las empresas que presentasen sus ofertas, y solo el 20 por ciento restante atendería a otros criterios “más subjetivos”.