El PSOE pide la dimisión de Javier Iglesias y Carlos García Sierra por la 'Trama Diputación'

Carlos García Sierra y Javier Iglesias, en el pleno de esta mañana en la Diputación.

Así lo han anunciado dentro del debate del pleno ordinario que se ha celebrado en el Palacio de La Salina y en el que se ha solicitado la creación de una comisión de investigación sobre las presuntas irregularidades cometidas en el área de Fomento de la Diputación salmantina.

ISIDRO RODRÍGUEZ, portavoz del PSOE

 

"Anuciar el apartamiento de dos funcionarios no es suficiente. La responsabilidad atañe a sus superiores políticos, esto es, Carlos García Sierra y Javier Iglesias"

 

"Causa indignación que se trate de culpar a dos subordinados con los que han tenido trato diario"

 

"Las irregularidades van más allá del plan de carreteras y afectan a áreas al margen de Fomento a los que el equipo de Gobierno quiere circunscribir el escándalo"

 

"No se trata de episodios aislados que se pueda extirpar enviando fuera la documentación"

 

"Rehuyen las gravísimas responsabilidades que les corresponden", que "más allá de los técnicos les corresponde a ustedes, a los diputados y presidente del equipo de Gobierno"

El Grupo Socialista en la Diputación de Salamanca ha solicitado formalmente la dimisión del presidente de la institución y del PP provincial, Javier Iglesias, así como del diputado del área de Fomento y tesorero del partido, Carlos García Sierra. La solicitud se ha producido durante el debate del pleno ordinario de La Salina en el que se está tratando la solicitud socialista de convocar una comisión de Investigación para poner luz sobre la denominada 'Trama Diputación', en la que se señalan posibles irregularidades en cientos de contrataciones de obras y suministros desde 2007.

 

La decisión ha sido el resultado de la negativa del PP a aprobar la puesta en marcha de una comisión especial de investigación en torno a este caso, lo que abona la sospecha por parte del PSOE de que la rueda de prensa celebrada el pasado viernes, y en la que Iglesias y García Sierra reconocieron irregularidades en las contrataciones de Fomento, era "una cortina de humo" y una "huída hacia adelante" como ha puesto de manifiesto hoy el portavoz socialista, Isidro Rodríguez. En todo caso, el PSOE pedirá un pleno extraordinario monográfico para tratar este escándalo.

 

El sexto punto del orden del día era el más esperado en el pleno celebrado este jueves en la Diputación. Correspondía con la petición formulada por el PSOE para que se constituyera una comisión informativa especial en torno a los contratos de la Diputación. Durante el debate, el portavoz socialista ha puesto de manifiesto que el PP era conocedor "de nuestra preocupación" por la información que ha venido solicitando en los últimos doce meses y que ponen en evidencia "pésimas prácticas reiteradas en el tiempo". Rodríguez ha asegurado que las irregularidades "van más allá del plan de carreteras y afectan a áreas al margen de Fomento", a los que el equipo de Gobierno quiere circunscribir el escándalo. "No se trata de episodios aislados que se pueda extirpar enviando fuera la documentación", ha criticado sobre la intención del PP de llevar el tema a Fiscalía.

 

El PSOE ha sido muy contundente en su diagnóstico: "Anuciar el apartamiento de dos funcionarios no es suficiente. La responsabilidad atañe a sus superiores políticos, esto es, Carlos García Sierra y Javier Iglesias". "Causa indignación que se trate de culpar a dos subordinados con los que han tenido trato diario", ha lamentado Rodríguez, que ha pedido que se aprobara la comisión de investigación "si su declaración del viernes fue comprometida y sincera".

 

García Sierra ha insistido en su turno que en el informe elaborado por la Diputación "no se aprecia ninguna ilegalidad administrativa" y que se han ejecutado todas las obras y pagado todo, como ya dijo el pasado viernes. Algo a lo que más adelante Rodríguez ha respondido que es un alivio, porque sino "estaríamos hablando de otra cosa". El vicepresidente de la Diputación ha sacado como argumento la presencia del grupo socialista en las mesas de contratación, a pesar de que el PP tiene mayoría en todos los órganos e impone su criterio. "Es verdad que desde el punto de vista administrativo se siguen los procedimientos, el problema está en la confección de los pliegos", ha replicado Rodríguez, que tiene claro como su grupo que se hacen contratos 'a medida'.

 

Rodríguez ha añadido que la denuncia ante los medios el pasado viernes "llega siete años y seis meses después de que las irregularidades comenzaran a cometerse y lo hacen como paladines de la limpieza" y ha insistido en que "rehuyen las gravísimas responsabilidades que les corresponden", que "más allá de los técnicos les corresponde a ustedes, a los diputados y presidente del equipo de Gobierno".

Noticias relacionadas