El PSOE pide en el Ayuntamiento de Salamanca una línea de ayudas a las familias para paliar el riesgo de pobreza energética

En la actualidad se viene detectado un aumento de los hogares salmantinos donde no pueden pagar el recibo del agua, de la luz e incluso encender la calefacción en pleno invierno.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca ha propuesto, en la sesión de la Comisión de Medio Ambiente celebrada hoy en el Consistorio salmantino, la creación de una línea de ayudas específicas para familias con escasos recursos que no puedan afrontar el pago de suministros energéticos y servicios básicos que garanticen una vida digna como la luz, el agua y ahora en invierno, la calefacción.

 

La propuesta socialista contiene la elaboración de un Plan de Ayudas para que las familias en riesgo de pobreza energética puedan evitar los impagos de estos suministros y servicios esenciales antes de que se produzcan, y eliminar por tanto, el riesgo de cortes o la eliminación de este tipo de servicios. Lo contrario que ocurre ahora, que las administraciones acuden al amparo de estas familias cuando los impagos ya se han producido y las empresas concesionarias han cortado los suministros de energía a los hogares.

 

Estas ayudas, su gestión y adjudicación, estarían sometidas a las bases y el dictamen de un grupo de trabajo, de creación inmediata, encargado de definir los criterios y los parámetros de las familias susceptibles de recibir o verse beneficiadas, en función de sus necesidades y niveles de ingresos, de esta línea de ayudas.

 

Los socialistas consideran que en Salamanca se viene detectado un aumento de hogares donde sus miembros viven la incapacidad de poder afrontar el pago de los servicios de energía y poder cubrir sus necesidades domésticas, e incluso, en época de invierno, poder encender la calefacción debido a la falta o la insuficiencia de sus ingresos. Lo que les obliga a tener que elegir entre destinar estos ingresos a la subsistencia, como la alimentación, o por ejemplo el encendido de la calefacción.

 

El Grupo Municipal Socialista estima que el Ayuntamiento de Salamanca no puede permanecer impasible ante esta situación, y que se deben adoptar medidas "que remedien situaciones de esta índole que resultan inaceptables a todas luces. Medidas como este Plan de Ayudas, que ya han puesto en marcha otros Ayuntamientos de España, y puedan proporcionar una protección social a personas y familias vulnerables evitando el corte de suministros energéticos esenciales, luz y agua, o ahora en invierno, la calefacción, garantizando el derecho a una vida digna en sintonía con el hogar habitual".