El PSOE pide bonificaciones en impuestos municipales para quienes apoyen el octavo centenario de la Usal

Universidad de Salamanca.

El grupo municipal socialista insiste en que se introduzcan rebajas en el IBI y el impuesto sobre la construcción para las empresas que se sumen a los actos del octavo centenario de la Universidad. Se añadirían a los beneficios fiscales prometidos y que el Gobierno estatal no concreta.

El grupo municipal socialista planteará en el pleno extraordinario del Ayuntamiento de Salamanca la necesidad de establecer bonificaciones para aquellas empresas o contribuyentes que colaboren en los actos del octavo centenario de la Universidad de Salamanca, que se esperan para 2018 y para los cuales no se ha aprobado ningún régimen de exenciones impositivas a pesar de que son habituales para estos eventos. Los socialistas consideran que se podrían bonificar impuestos municipales para quienes apoyen el evento y por ello lo van a plantear al equipo de Gobierno.

 

La propuesta incluiría exenciones o rebajas en dos impuestos de titularidad y gestión municipal, el IBI y el impuesto sobre las construcciones. Para los socialistas, establecer un régimen de reducciones o exenciones sobre estos tributos podría ayudar al buen desarrollo de los actos del octavo centenario de la Usal haciendo más atractivo para las empresas cooperar con la institución.

 

El octavo centenario de la Usal sigue esperando todavía que se aprueben incentivos fiscales por parte del Gobierno central. Prometidos desde hace tiempo, este tipo de beneficios son habituales de los grandes eventos culturales o de aquellas celebraciones que obtienen la condición de interés general; ya los disfrutaron, por ejemplo, la Capitalidad Cultural de 2002 y las celebraciones del 250 aniversario de la Plaza Mayor. Sin embargo, y aunque se da por sentado que los habrá, el caso es que no se han concretado.

 

A finales de 2013 el grupo popular en el Congreso ya frenó una propuesta del PSOE para introducir una enmienda en el proyecto de presupuestos de 2014 con el objeto de aprobar beneficios fiscales para los actos de los 800 años de la fundación de la Usal y que estuvieran vigentes cinco ejercicios. Y precisamente hace unos días el rector de la Universidad de Salamanac, Daniel Hernández Ruipérez, transmitió al Gobierno estatal, a través de los diputados del PP por Salamanca, que esperaba contar con beneficios fiscales aprobados de cara a 2015 para las empresas que colaboraran como patrocinadores de los actos.

Noticias relacionadas