El PSOE pide acciones al Ayuntamiento de Salamanca en defensa de los trabajadores de Qualytel

Imagen de una manifestación a la puerta del call center de Salamanca (Foto: I. C.)

Aseguran que esta empresa "emplea a 1.700 personas en Salamanca, y muchos de estos trabajadores tienen un futuro incierto de no resolverse la negociación con la empresa de manera que sirva para consolidar los derechos adquiridos con anterioridad y la mejora de las condiciones laborales a futuro".

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca llevará al próximo Pleno del Consistorio salmantino el conflicto laboral de la empresa Qualytel mediante una moción en la que se pide que, todos los miembros de los grupos políticos que forman la Corporación, trasladen su apoyo y la solidaridad a los trabajadores y las trabajadoras del sector de los contact-center en sus reivindicaciones, que tienen como finalidad evitar la pérdida de derechos laborales consolidados y conseguir condiciones de empleo dignas. De forma especial, a aquellos trabajadores y trabajadoras desempeñan su labor de trabajo en la empresa ubicada en Salamanca, Grupo Arvato, más conocida como Qualytel.

 

Los concejales socialistas quieren de esta forma mostrar su preocupación  implicándose en la resolución de un conflicto laboral, llevan más de 20 meses negociando un convenio, mostrando su solidaridad y apoyo hacia los trabajadores y las trabajadoras del sector de los contact-center que luchan por la defensa de sus derechos y la mejora de las condiciones laborales.

 

El Grupo Municipal Socialista quiere manifestar su apoyo, al que se debería sumar toda la Corporación, a las reivindicaciones expresadas a través de los representantes sindicales de estos trabajadores tales como, y entre otras, un aumento del poder adquisitivo de los empleados, fijación de un porcentaje de trabajadores a jornada completa fomentando la calidad y la estabilidad en el empleo, la limitación de la contratación a través de ETTs, limitación de los días continuados de trabajo y la distribución irregular de la jornada, y facilitar la conciliación laboral y familiar. Derechos que se ponen en cuestión por parte de la empresa.    

 

A juicio de los socialistas, los miembros de la Corporación municipal de Salamanca no pueden permanecer ajenos a este conflicto. No en vano el Grupo ARVATO, antes conocida como Qualytel, emplea a 1.700 personas en el Polígono de El Montalvo, muchos de ellos, vecinos de la ciudad de Salamanca.