El PSOE pide a la USAL que se niegue al paso de camiones y tráfico por mitad del campus universitario para las obras del hospital

Según los socialistas, de aprobarse la modificación del proyecto, se desechará la vía por la parte baja del complejo y se dará el 'ok' a que el tráfico pase por la calle Donantes de Sangre

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca ha mostrado su deseo de que la Universidad de Salamanca (USAL) se niegue a la cesión de 200 metros cuadrados para la construcción de una rampa que daría acceso a los camiones de obras y también a todo el tráfico rodado durante las obras del Complejo Hospitalario de la ciudad.

 

Incluso, los concejales socialistas Arturo Ferreras y Joaquín Corona no han descartado que esa nueva vía de acceso al hospital se quedase de manera “permanente” una vez terminasen las actuaciones de mejora de las instalaciones.

 

Según han manifestado en una rueda de prensa, lo idóneo sería que se llevase a cabo el proyecto inicial, que era la construcción de una nueva vía a través del Puente de la Universidad, que iría por debajo del campus y de manera paralela al curso del río.

 

El Ayuntamiento ha aprobado en comisión, con el voto a favor del Grupo Popular y en contra del Socialista, una modificación del proyecto inicial, que apostaba por ese enlace y que ha cambiado el itinerario al de una rampa en las cercanías de la calle Donantes de Sangre, en mitad del Campus Miguel de Unamuno, que daría acceso a través de la avenida de los Maristas y bajada por la calle Doctor Gregorio Marañón.

 

Los socialistas han lamentado que por motivos, en principio, económicos, se haya desechado la idea inicial y los responsables de las obras se hayan decantado por una vía de acceso que está próxima a las facultades de Medicina, Enfermería, Biología y Farmacia, al edifico Interdepartamental de Ciencias y al colegio Campo Charro.