El PSOE pide a la Junta que corrija las deficiencias del CTR de Gomecello

Dicen que "el Centro de Tratamiento de Residuos no es eficaz ni ha eliminado los vertederos"

Los procuradores salmantinos en el Grupo Parlamentario Socialista de las Cortes de Castilla y León piden a la Junta que inicie los trabajos oportunos para solucionar los graves problemas medioambientales y los perjuicios económicos que provoca actualmente el CTR de Gomecello.

Los Procuradores por Salamanca, Fernando Pablos, Ana Mª Muñoz de la Peña, Juan Luis Cepa y Rosario Gómez del Pulgar, en nombre del Grupo Parlamentario Socialista de las Cortes de Castilla y León, han presentado una Proposición No de Ley ante la Comisión de Fomento y Medio Ambiente de la Cámara donde se pide a la Junta, y al gobierno autonómico, que ponga en marcha los trabajos oportunos para solucionar los graves problemas medioambientales y los perjuicios económicos que está provocando en la actualidad el CTR de Gomecello.

Según una nota de prensa remitida por el Partido Socialista, "hace tiempo, la singular política de sostenibilidad de la Junta de Castilla y León promovió la creación de Plantas de Tratamiento de Residuos en la Comunidad, y la provincia de Salamanca no quedó al margen de esta medida. Tras un problemático proceso se optó por la construcción de un Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) en el municipio de Gomecello".

Apuntan, además, que "el objetivo inicial del Centro fue ofrecer una solución adecuada a los residuos domiciliarios de toda la provincia, además de eliminar la totalidad de vertederos ilegales sembrados a lo largo del territorio. El resultado, muy alejado del objetivo propuesto, es que tras dos años de funcionamiento de esta infraestructura no se ha conseguido ni acabar con los vertederos ilegales ni tampoco se ha logrado ningún tratamiento eficaz y rentable para los residuos".

Añaden, por otro lado, que "sin beneficios medioambientales, el CTR tampoco ha supuesto beneficios económicos para los ciudadanos de la provincia ya que los costes de recogida se han triplicado y los Ayuntamientos se han visto obligados a incrementar las tasas y trasladar ese aumento a los vecinos. En la actualidad esta instalación sufre una situación de déficit en la concepción de la infraestructura, déficit en su ejecución y construcción y por tanto una carencia absoluta en el tratamiento adecuado de los residuos".