El PSOE no apoyará los presupuestos si no hay partidas para ayudas de libros o la capital gastronómica

José Luis Mateos

El portavoz del grupo municipal socialista, José Luis Mateos, condiciona un posible apoyo al proyecto de presupuestos a que se dedique presupuesto a algunas de las iniciativas que han presentado, como la ayuda para libros, la capital gastronómica o la pobreza energética.

Un día después del encuentro con Alfonso Fernández Mañueco para los primeros presupuestos 'dialogados' del Ayuntamiento de Salamanca, el portavoz socialista José Luis Mateos le ha marcado al alcalde las primeras 'líneas rojas' imprescindibles para obtener los apoyos que el equipo de Gobierno necesita si quiere tener presupuestos. Y no va a tener que buscar mucho el PP: basta con que se mire el catálogo de iniciativas que el PSOE ha ido sacando adelante en los plenos que se han ido celebrando hasta ahora.

 

Preguntado en una rueda de prensa, Mateos ha empezado a marcar sus condiciones para apoyar los presupuestos. No hay, ni mucho menos, cheque en blanco sino responsabilidad para tener el 1 de enero unos presupuestos aprobados con un procedimiento más participativo, aunque solo sea un poco y se aspire a más participación ciudadana. Y tampoco hay nada decidido porque la 'negociación' no ha hecho más que empezar y no hay intención de hacerle el trabajo a Mañueco. "No vamos a sacarle las castañas del fuego al equipo de Gobierno", ha dicho Mateos, que ha aclarado que no descarta ninguna opción y que "no vamos a pedir nada que no podamos cumplir en el futuro".

 

Mateos: "No vamos a sacarle las castañas del fuego al equipo de Gobierno"

 

Lo que sí está claro es lo que quiere el PSOE: presupuesto para las ideas que ha aportado y que la amortización de créditos deje de ser la prioridad. "Se deben dedicar esfuerzos presupuestarios para algunas iniciativas", ha dicho Mateos en referencia a las propuestas por el grupo socialista, que han salido adelante en pleno y que, muchas, han contado con el apoyo del PP. Entre ellas, un nuevo programa municipal de ayuda para libros de texto, el plan contra la pobreza energética, la candidatura a capital gastronómica en 2017 o recuperar la Agenda XXI en las que "debe haber un compromiso de gasto", junto con las políticas para generar empleo.

 

Mateos considera que "hay margen de maniobra" siempre y cuando el equipo de Gobierno cumpla otro requisito: dejar de priorizar el pago de la deuda por encima de la inversión. "La deuda hay que pagarla, pero hay prioridades en esta ciudad como dejar de permitir que se vayan 5.000 personas en cuatro años", ha asegurado. El portavoz socialista ha apuntado que este año se pagarán casi 18 millones de euros de deuda, cuando lo presupuestado eran 12,5, y que eso supone que se gasta más en pagar créditos que en inversiones. "No vamos a consentir que se dedique más dinero a amortizar deuda que a las inversiones, ya se ha hecho muchas veces", ha dicho Mateos.

 

"No vamos a consentir que se dedique más dinero a amortizar deuda que a las inversiones, ya se ha hecho muchas veces"

 

Esta situación es responsabilidad, según Mateos, de los anteriores gobiernos del PP. "En época de bonanza económica se ha despilfarrado, se han hecho muchos excesos y los han hecho gobiernos del PP" ha recordado el portavoz socialista, que no está dispuesto a que sigan pagando por ello los que no han generado la deuda, en forma de menos inversiones, políticas de empleo y políticas sociales.

 

 

SIN CIFRAS SOBRE LA MESA

 

Mateos ha reconocido que la ronda de negociaciones iniciada este jueves entre el equipo de Gobierno y los grupos de la oposición "es un paso en la buena dirección" y que este año tiene que ser así por la falta de tiempo, pero que aspira a una mayor participación en el futuro. Con todo, ha puntualizado que fue "una toma de contacto, no hubo cifras sobre la mesa" y que la clave será cuando se negocie "qué tipo de cuantías e inversiones concretas".