El PSOE lleva a las Cortes la eliminación de los peajes en las autovías portuguesas

El PSOE se hace eco de las demandas de varias asociaciones empresariales e instituciones de un lado y otro de la Raya
El pleno de las Cortes de Castilla y León, que se celebra esta semana, debatirá la propuesta presentada por el grupo socialista de instar a la Junta de Castilla y León a que en el marco de la Euro-región plantee la supresión de los nuevos peajes que gravan el tránsito por las autovías portuguesas.

El procurador zamorano, José Ignacio Martín Benito, que defenderá la propuesta de su grupo, considera que los nuevos peajes están afectando seriamente a la economía de Castilla y León, en especial de los territorios fronterizos de Zamora y Salamanca, donde ha disminuido la actividad en los sectores del transporte, el turismo y el comercio.

Con esta propuesta, el PSOE se hace eco de las demandas de varias asociaciones empresariales e instituciones de un lado y otro de la Raya, que están pidiendo la supresión de los peajes, como ha quedado de manifiesto en varias reuniones celebradas en Ayamonte, Fuentes de Oñoro y Vigo. Martín Benito entiende que esta medida afecta negativamente a la movilidad, al turismo y a los intercambios empresariales en la frontera, al tiempo que supone también una discriminación entre los ciudadanos lusos y los habitantes de las zonas fronterizas. Por ello, desde el PSOE se ha hecho llegar la propuesta a la Federación de Transportistas de Castilla y León. Martín Benito, además, se la ha hecho llegar personalmente al presidente de la CEOE-CEPYME de Zamora, con quien cambió impresiones el pasado viernes.

'Centimazo sanitario'
Por otro lado, el PSOE votará en contra del proyecto de Ley de Medidas Financieras, impulsada por la Junta de Castilla y León y que pretende, entre otros aspectos, gravar 4,85 cts. de euro el litro de combustible. Martín Benito considera que si la Junta y el Partido Popular persisten en la aplicación del “centimazo sanitario”, “acabarán por dar la puntilla al sector del transporte, a la vez que significará que la financiación de la Junta se resienta pues dejará de recibir 145 millones de euros por el efecto desplazamiento.

El PSOE señala que las grandes flotas y operadoras de transporte van a desplazar su consumo de Castilla y León a otras comunidades autónomas que no tengan este recargo como por ejemplo Navarra o País Vasco, tal y como ya han notificado empresas transportistas de Salamanca, que pasarán a repostar en Alsasua (Navarra).

Desde el PSOE recuerdan que Castilla y León recibe del Estado el 58% sobre hidrocarburos que se recauda en la Comunidad, cantidad que en 2009 asciende a 543 millones, así como la parte estatal del impuesto de ventas minoristas de determinados hidrocarburos que ahora recibe en su totalidad , que en el año 2009 ascendió a 79 millones de euros ” y, por supuesto, el 50% del IVA recaudado por la venta de estos carburantes, cuya cesión también recibe Castilla y León, cuyo importe puede calcularse en 39 millones en 2009.

En total, en 2009, último año liquidado, Castilla y León recibió por la venta de carburantes 652 millones de euros La aplicación del “centimazo” con el consiguiente efecto de desplazamiento de ventas, que se calcula en un 20% por ser la media de lo que ha ocurrido en las comunidades en las que se ha aplicado, implica que Castilla y León “lejos de aumentar la recaudación en 70 millones dejará de recibir nada menos que 145 millones.”