El PSOE lamenta la falta de planificación y participación en las políticas de los mayores

José Luis Mateos y Maribel Campo, del grupo socialista en el Ayuntamiento. Foto: Cynthia Duarte

El grupo municipal socialista propondrá en el pleno sumarse a la red de Ciudades Amigables con los mayores como inicio de una nueva manera de gestionar las políticas que les afectan. Lamenta que no se les tenga en cuenta en actividades o a la hora de planificar servicios y obras.

El grupo municipal socialista ha planteado hoy que el Ayuntamiento de Salamanca tome un nuevo rumbo en sus políticas para los mayores, en las que falta participación, tener en cuenta las opiniones de este colectivo y un programa de actividades más adaptado a las demandas reales. Para el PSOE, el punto de partida puede ser adherirse a la red de Ciudades Amigables con los mayores, una organización avalada por la OMS, aprovechando que este día 1 de octubre se celebra a nivel mundial por vigesimoquinto año.

 

El grupo municipal llevará a pleno una moción para sumarse a esta red y dar el primer paso para un cambio de políticas que consideran es necesario en Salamanca para atender a ese tercio de la población que supera los 65 años. "No es tanto tener un título más, sino un compromiso con las políticas favorables respecto a los espacios al aire libre, el transporte, la vivienda, la participación social, la salud, los servicios sociales...", ha dicho el portavoz socialista José Luis Mateos.

 

El PSOE lamenta que, en este momento, el Ayuntamiento no tiene en cuenta a la población de mayores para tomar sus decisiones. En este sentido, critican que "no vale con rebajar bordillos o poner bancos" y que hay que planificar, algo que echan en falta porque el tercer plan de mayores del Ayuntamiento termina con 2015 y no se ha evaluado y tampoco se ha empezado a trabajar en el cuarto.

 

Los socialistas han puesto de manifiesto que los colectivos de mayores se quejan habitualmente de que no se les consulta a la hora de cambiar rutas del bus, colocación de bancos y arbolado, los accesos al Hospital, los rebajes de bordillos o supresión de pasos de peatones. Y también por la falta de plazas en algunas actividades. Para solucionar este problema, el PSOE pide analizar la oferta para conocer cuántas personas se quedan fuera y dotar de más plazas a los cursos que lo necesiten, caso de los relacionados con las piscinas, con lista de espera y alta demanda.