El PSOE exige la retirada de la Norma del Ibérico aprobada por el Gobierno

Los socialistas creen que genera "muchos problemas" y "no solventa ninguno".

El Secretario General de los socialistas de Salamanca y Procurador en Cortes, Fernando Pablos, ha exigido en nombre del PSOE “la retirada de la norma del ibérico aprobada el viernes pasado por el Gobierno de España porque genera muchos problemas y no solventa ninguno”, y ha anunciado que, de lo contrario, “los socialistas estarán del lado de la Junta de Castilla y León o de los industriales y empresarios de la carne en el caso de que decidan recurrirla, porque es mucho lo que está en juego en un sector muy importante para Salamanca”.

 

Para Fernando Pablos esta norma tiene varias cosas "muy negativas", en primer lugar “porque complica sustancialmente el día a día de los industriales" y también porque "pretende imponer una regulación sobre determinadas cuestiones que es muy difícil de entender”.

 

Al Secretario General de los socialistas salmantinos le parece bien que “los clientes tengan una información veraz y toda la información necesaria para adquirir un producto pero esta no tiene que estar sesgada” y esto, ha añadido Pablos, "es lo que va a pasar a partir de ahora, porque de los factores que influyen a la hora de determinar la calidad de los productos ibéricos, que son la raza y la alimentación, la norma se decanta más por el factor racial”.

 

En este sentido, Pablos ha manifestado que, con esta norma, "se están defendiendo los intereses de una minoría porque hay que tener en cuenta que tan sólo el 5 por ciento o un poco menos de los cerdos que se sacrifican en España son ibéricos puros” y se ha preguntado: “¿Por qué se hace una norma en la que la idea de máxima calidad se determina especialmente para ellos? ¿Por qué se rebajan los controles que existían y que garantizaban la alimentación que habían tenido o recibido los cerdos que son sacrificados?"

 

"Con estas cuestiones se demuestra que la norma está dirigida a una minoría de la que el ministro Cañete probablemente no es ajeno y que en nada beneficia a nuestra provincia”, ha manifestado Pablos.

 

Fernando Pablos, que ha realizado esta valoración tras mantener un encuentro con representantes del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Guijuelo acompañado por la Procuradora socialista, Ana Muñoz de la Peña, el diputado provincial, Antonio Luengo, el Vicesecretario General, David Serrada y otros miembros de la Ejecutiva provincial y del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Guijuelo, ha lamentado que “la Comunidad de Castilla y León, la más afectada por esta norma, haya sido la menos escuchada en esta cuestión.” Y ha concluido diciendo: “Los socialistas quieren y van a defender la calidad de los productos que salen de Guijuelo y su comarca y el trabajo de sus ganaderos e industriales que llevan muchos años empeñados en mejorar día a día la calidad de esos productos. El PSOE no va a hacer bronca política con este asunto pero sí va a estar, tal y como lo ha hecho hasta ahora, con los industriales y los responsables políticos en las instituciones autonómicas porque esta norma no nos satisface y vamos a pelear para cambiarla."