El PSOE exige a Mañueco e Iglesias que hagan caso a Rajoy y devuelvan la extra a los empleados públicos

Iglesias y Mañueco, en el inicio de la campaña electoral (Foto: I. C.)

Los grupos socialistas en Ayuntamiento y Diputación piden el abono inmediato, y antes de que acabe 2015, de la cuarta parte que se retiró a los empleados públicos en 2012. Su argumento, que el Gobierno central ya lo ha aprobado.

Los Grupos Socialistas tanto de la Diputación como del Ayuntamiento de Salamanca exigen a los respectivos equipos de gobierno el abono a todos los empleados públicos de ambas administraciones antes del final de este año de la paga extraordinaria y adicional que les fue suprimida por el Gobierno del PP encabezado por Mariano Rajoy en el mes de diciembre del 2012.

 

El PSOE justifica esta iniciativa acogiéndose a la Disposición General dictada por el propio Gobierno, y publicada en el Boletín Oficial del Estado del pasado sábado, en la que se dice literalmente en el Capítulo I relativo a medidas en materia de empleo público que “Las distintas Administraciones públicas, así como sus entes dependientes y vinculados, abonarán dentro del ejercicio 2015, y por una sola vez, una retribución de carácter extraordinario cuyo importe será el equivalente a 48 días o al 26,23% de los importes dejados de percibir como consecuencia de la supresión de la paga extraordinaria, así como de la paga adicional de complemento específico o pagas adicionales equivalentes, correspondientes al mes de diciembre de 2012”.

 

En base a lo antes expuesto, los socialistas consideran que es de justicia que los respectivos equipos de gobierno tanto de la Diputación como del Ayuntamiento de Salamanca, encabezados por Javier Iglesias y Alfonso Fernández Mañueco, cumplan con dicha disposición y no demoren o aplacen dicho cumplimiento más allá del final de este año bajo ninguna excusa o artimaña normativa de ningún tipo.

 

El PSOE solicita además que se cumpla de manera inmediata la modificación, reflejada en la Disposición General antes mencionada, por la que se modifica el número de días de permiso por asuntos particulares restituyendo un sexto día, e incremento de los días de permiso por asuntos particulares en función de la antigüedad, y los de vacaciones reconocidos en el Estatuto Básico del Empleado Público incrementándolos igualmente en función de la antigüedad.