El PSOE denuncia que vigilantes municipales de Villamayor patrullan en un coche de la Policía Local

Se trata de una circunstancia que prohíbe la ley promulgada por la Junta de Castilla y León y que regula las condiciones laborales de los vigilantes municipales.

Manuel Gago, portavoz del Grupo Municipal Socialista de Villamayor, ha denunciado que el Concejal de seguridad ciudadana, Luis Holgado Lopo, y el alcalde de Villamayor, Ángel Luis Peralvo, llevan tiempo permitiendo que los cuatro vigilantes municipales, en nómina del Consistorio, asuman funciones propias de la Policía Local a pesar de no tener la consideración legal de autoridad.

 

Esta situación queda demostrada por el hecho de que los cuatro vigilantes utilizan un vehículo para el desempeño de sus tareas y la movilidad que ello conlleva, entre las que se incluye las de patrullaje, con el distintivo de un rótulo con la denominación de Policía Local. Una circunstancia que prohíbe la ley promulgada por la Junta de Castilla y León y que regula las condiciones laborales de los vigilantes municipales, tal y como ya advirtió e informó la propia Secretaría del Consistorio en un Pleno celebrado el pasado verano y "sin que el Concejal, el equipo de gobierno, ni el propio alcalde, hayan mostrado hasta el día de hoy intenciones de corregirlo", han apuntado los socialistas.

 

Los concejales socialistas en el Consistorio de Villamayor consideran que "no resulta permisible, y es de muy dudosa legalidad, que el alcalde y el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Villamayor concedan atribuciones, distintivos e identificaciones propias de un cuerpo de policía local a los cuatro vigilantes municipales que figuran con esta categoría en la relación de puestos de trabajo o personal del Ayuntamiento".

 

En este sentido, el Grupo Municipal Socialista insta, al concejal Luis Holgado Lopo, y al señor Ángel Luis Peralvo, alcalde de Villamayor, a que "en el menor tiempo posible tomen las decisiones pertinentes para que el desempeño de las funciones de vigilante municipal se desarrollen bajo el estricto cumplimiento de la legalidad", advirtiendo que, en caso contrario, "se podría estar incurriendo en un delito de prevaricación o usurpación de funciones públicas con el equipo de gobierno municipal y el propio alcalde como únicos responsables".