El PSOE denuncia que la estación de Salamanca será "un apeadero" y que afectará de modo negativo a 165 familias

Rodríguez Plaza (i), Enrique Cabero y Muñoz de la Peña (Foto: Chema Díez)

Los socialistas salmantinos critican el plan de reordenación impuesto por el ministerio de Fomento que pretende "eliminar el sector ferroviario e impedir el crecimiento de Salamanca capital y provincia".

"La estación de trenes de Salamanca se va a convertir en solo un apeadero si se llevan a cabo las medidas de ajuste propuestas por Adif y Renfe, elaboradas por el ministerio de Fomento, que van a provocar que 165 familias sufran su pérdida de empleo o el traslado a Valladolid, con lo que ello significa".


Así se ha expresado el portavoz del PSOE en el ayuntamiento de Salamanca, Enrique Cabero, quien ha denunciado el "maltrato del Gobierno hacia Salamanca, privándo a esta provincia de un desarrollo en los transporte eliminando puestos de trabajo para ahorrar costes, cuando ni siquiera ése es el motivo", ha señalado.

 

Cabero también incidió en que estas medidas, presentadas por Renfe y Adif a los sindicatos, pueden ya ejecutarse a partir del próximo 1 de abril "y por ello nos urge presentar propuestas en contra de esta decisión del Gobierno y que afecta a la logística, la base de maquinistas y va a provocar la pérdida de la estación de ferrocarril".

 

Por tanto, y según Cabero, el "plan para que el transporte ferroviario se vincule a Zaldesa queda descartado y a la Plataforma Intermodal y por el empleo de una provincia maltratada", destacó.

 

Muñoz de la Peña: "El Plan del ministerio deja a 165 familias en una situación complicada"

 

Por su parte, la portavoz del PSOE en Las Cortes regionales, Ana Muñoz de la Peña, recordó que este plan se remonta al 28 de diciembre de 2012 cuando el Gobierno aprobó un plan de racionalización de viajeros en el sector ferroviario, "en el que se detallaban las línea que no eran rentables y las que el gobierno iba a salvar. En la comunidad hay 24 líneas y solo 15 van a ser gestionadas por Fomento, mientras que el resto se van a perder, entre ellas, la línea que una Salamanca y Ávila".

 

Este hecho tambiénh va a provocar despidos y traslados de trabajadores de Salamanca a Valladolid, en concreto 165 familias se verán afectadas, 35 por el cierre de mantenimiento (34 en Salamanca y una en Fuentes de Oñoro), 120 familias afectadas en la base de tracción, y el resto, 10 familias (7 en Salamanca y 3 en Fuentes de Oñoro) en el servicio logístico.

 

Ante esta situación, el PSOE presentará propuestas y alegaciones en el ayuntamiento de Salamanca, la Diputación de Salamanca, Las Cortes regionales y el Congreso de los Diputados, con el fin de evitar "este plan de choque, como lo ha definido el gobierno, y nunca mejor dicho", señaló Enrique Cabero.

 

En esta reivindicación también estuvo presente el portavoz del PSOE en la Diputación, Isidro Rodríguez Plaza, quien destacó que se pedirá la convocatoria de un pleno extraordinario, "sin remuneración", con el fin de plantear propuestas.

 

Por último, Muñoz de la Peña ha destacado que esta reordenación se debe a la futura privatización del sector ferroviario que se está intentado "sanear para ese fin y para que sea rentable para las empresas que lo mantengan", denunció.

 

De hecho ya hay varias empresas, entre las que se encuentra Globalia, del salmantino Juan José Hidalgo, interesadas en hacerse con una parte de este negocio.