El PSOE denuncia el incumplimiento del PP de las bases reguladoras del Fondo del libro de texto

Las concejalas socialistas Lali García y Carmen Ávila de Manueles durante la rueda de prensa

La concejala peñarandina del PSOE, Carmen Ávila de Manueles, criticó que no se haya pagado a los padres la ayuda del Fondo del Libro de Texto que según el decreto con las bases reguladoras de la convocatoria se debería de haber ingresado antes del 20 de noviembre. 

La edil socialista recordó que "presentamos una enmienda parcial a los presupuestos para que se pudiera ampliar la ayuda a los libros de texto pasando de los 7.000 euros que se proponían, a los 30.000, que era la media de lo que se había destinado al Fondo municipal". "Se aprobó la enmienda parcial y se sacó la convocatoria para la adquisición de los libros de texto", comentó Carmen Ávila, quien explicó que "el plazo de solicitud fue del 8 al 26 de octubre. En el decreto viene establecido que se nombraría una comisión en la que se estudiarían esas ayudas. Esa comisión no se ha reunido". 

 

"Tampoco se cumple el pago de las ayudas que se debería de haber realizado antes del 20 de noviembre de 2012. Han pasado bastantes días para que el alcalde y el equipo de Gobierno lo hayan resuelto", afirmó Carmen Ávila de Manueles quien explicó que esta situación "demuestran la sensibilidad del PP".

 

La concejala del PSOE comentó que "hay un decreto, una convocatoria y unos plazos, que se salten a la torera incumpliendo su propio decreto". "Queremos denunciar el incumplimiento, y que las ayudas se ingresen antes de finalizar el año, que lo resuelvan rápidamente porque las familias lo están pidiendo, y lo tuvieron que demandar creyendo que el Ayuntamiento lo ingresaría antes del 20 de noviembre" añadió. 

 

Transporte

Carmen Ávila de Manueles también se refirió a las quejas de los usuarios de la línea de autobús entre Peñaranda y Salamanca, de las que se hizo eco hace varias semanas este periódico. La edil socialista adelantó que "vamos a proponer al equipo de Gobierno que nos dirijamos a los responsables de la empresa como de la Dirección General de Transporte de la Junta de Castilla y León para instarles a que se corrija esta situación, porque es algo inadmisible". "El estado que presentan los autobuses es lamentable y casi tercermundista" concluyó.