El PSOE de Santa Marta presenta una moción pidiendo que se anule la subida del billete de autobús

Consideran injustificada esta nueva subida que se suma a la ya decretada como consecuencia de la aplicación del centimazo, un impuesto que ya fue declarado ilegal por los tribunales de justicia.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes ha registrado una moción, para su debate y aprobación en el próximo Pleno del Consistorio, en la que se insta a la Junta a que demanera inmediata convoque a la Comisión del Transporte Metropolitano y dé explicaciones por la subida aplicada al precio del billete de autobús que se ha aplicado desde el pasado día 12 de mayo.

 

En esta misma línea los socialistas exigen al gobierno regional a que antes de aplicar ninguna subida del precio del transporte metropolitano estudie de qué manera se va a compensar a los ciudadanos el incremento de precios que ya tuvieron que soportar en el año 2012 como consecuencia de la aplicación del llamado céntimo sanitario a los hidrocarburos, y que fue declarado ilegal por el Tribunal Europeo de Justicia.

 

Desde el pasado día 12 de mayo el precio del billete ordinario de autobús subía hasta los 1,40 euros, un incremento del 3,7% en relación a la tarifa que tenía hasta ese día, con el visto bueno de la Junta y la complicidad del equipo de gobierno municipal del PP sin justificación alguna y sin que se hayan dado explicaciones al respecto.

 

En base a esto el PSOE considera lamentable que la Junta de Castilla y León, con la aquiescencia y la sumisión del alcalde Javier Cascante y del equipo de gobierno municipal, aplique de forma inmediata nuevos precios a los billetes de autobús cuando se trata de subidas, además como en este caso sin justificación o explicación alguna, y no tenga la misma celeridad o eficiencia cuando tienen que dar marcha atrás y rebajar o compensar a los usuarios por la aplicación de subidas basadas en impuestos que han sido declarados ilegales.

 

O lo que es lo mismo, el PSOE denuncia que tanto la Junta como el Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes atienda con premura las exigencias de las empresas de transporte y haga oídos sordos a las reclamaciones y las peticiones de los vecinos.