El PSOE de Salamanca se adhiere al manifiesto contra los peajes portugueses

Este documento se firmĂł inicialmente el 9 de febrero con la presencia de entidades espaĂąolas y portuguesas con el fin de que el Gobierno luso dĂŠ marcha atrĂĄs en esta medida "perjudicial" para las provincias fronterizas

El Partido Socialista de Salamanca se ha adherido este miĂŠrcoles al manifiesto en contra del telepeaje implantado por el Gobierno de Portugal en las autovĂ­as lusas que conectan las zonas portuarias con EspaĂąa y el resto de Europa.

Este documento se firmĂł inicialmente el 9 de febrero con la presencia de instituciones espaĂąolas como la CĂĄmara de Comercio de Salamanca, la ConfederaciĂłn de Empresarios de Salamanca, la FederaciĂłn Nacional de Asociaciones de Empresarios Transportistas de EspaĂąa o los sindicatos CCOO y UGT.

No faltaron, en las adhesiones iniciales al manifiesto, colectivos e instituciones portuguesas tales como la Junta de FregesĂ­a de Vilar Formoso, la CĂĄmara Municipal de Guarda o la AsociaciĂłn Nacional de Transportistas Portugueses.

Ahora se ha sumado el PSOE, con una firma que ha tenido lugar en la ConfederaciĂłn de Asociaciones de Empresarios Salmantinos (Confaes) y en la que han estado presentes diferentes cargos del partido como el secretario provincial, Fernando Pablos, los portavoces socialistas en Ayuntamiento y DiputaciĂłn de Salamanca, Enrique Cabero e Isidro RodrĂ­guez, y las procuradoras autonĂłmicas Rosario GĂłmez del Pulgar y Ana MuĂąoz de la PeĂąa.

Según han explicado, el PSOE también comparte la preocupación de la mayoría de las administraciones públicas, organizaciones empresariales y otros colectivos de España y Portugal, que entienden que la medida adoptada por el Gobierno de Portugal “afecta seriamente” al desarrollo económico y social de los municipios españoles y portugueses situados en el área de influencia de las principales autovías de entrada y salida de Portugal en las que se ha establecido el peaje.

Este manifiesto de rechazo se trasladará al Gobierno nacional, al de la Junta de Castilla y León, y a las instancias “oportunas” de la Comisión y el Parlamento Europeo, para que intercedan ante el Gobierno portugués, con el fin de que anule el peaje.