El PSOE de Salamanca cuelga del Ayuntamiento la bandera arco iris del Orgullo Gay

Con este gesto quieren combatir el recorte de los derechos y libertades de este colectivo.

El Grupo Municipal Socialista ha colgado en la mañana de hoy la bandera arco iris de apoyo al Orgullo Gay de una de las ventanas de sus despachos en el Ayuntamiento salmantino.

 

Con este gesto quieren combatir el recorte de los derechos y libertades de este colectivo y simbolizan con  esta bandera las reivindicaciones de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales por la defensa de sus derechos.

 

Por otro lado, en el aniversario de los disturbios de Stonewall, que se reconocen como inicio del movimiento a favor de los derechos de las personas LGTB, los Jóvenes Socialistas de Castilla y León han animado desde una nota de prensa hecha pública por el partido a participar en los diferentes actos conmemorativos que este año se celebran bajo el lema “Jóvenes sin armarios”. De forma especial, desde la organización juvenil política, animamos a participar de la manifestación estatal que recorrerá el próximo sábado 6 de julio las calles de Madrid.

 

De hecho, Juventudes Socialistas asegura que "la sentencia del Tribunal Constitucional en materia de matrimonio igualitario, que venía a refrendar la ley que impulsó el partido socialista, junto otros avances legislativos conseguidos en los últimos tiempos, equiparan sobre el papel la igualdad entre mujeres y hombres. Cabe recordar que esto es así pese a los continuos ataques del Partido Popular, de la Iglesia Católica y de otros medios radicales de la derecha".

 

Para el Secretario General de Juventudes Socialistas de Castilla y León, David Jurado, “la eliminación de la asignatura 'Educación para la Ciudadanía', por parte del PP, supone acabar con una parte fundamental de la enseñanza en valores constitucionales y un pilar básico en la lucha contra el acoso escolar -bullying- en los centros educativos”.

 

Según Jurado “denunciamos las lesivas reformas ideológicas de los gobiernos del partido popular, que aplican al tratar de eliminar el derecho a decidir sobre su propio cuerpo de la mujer o cuando obstaculizan el acceso a una sanidad pública y universal dónde se encuentren desarrolladas políticas integrales de prevención en materia de salud sexual”.

 

Los derechos sexuales son derechos humanos universales basados en la libertad, dignidad e igualdad inherentes a todos los seres humanos, “por lo que me gustaría recordar a los gobiernos de la derecha y a quienes apoyan e impulsan sus políticas que los jóvenes tienen, entre otros, derecho a la educación sexual integral y a la atención de la salud sexual como derechos humanos básicos”, aseguró Jurado.