El PSOE de Salamanca cree que la posible retirada de la ley de Gallardón es una cuestión electoral

Elvira Vicente, Secretaria de Igualdad de la Comisión Ejecutiva del PSOE Provincial,  y Rosario Gómez del Pulgar, Procuradora de las Cortes por el PSOE en Salamanca, expresan el rechazo a la contrarreforma del ejecutivo de la actual ley de plazos.

El Partido Socialista Obrero Español de Salamanca convoca una rueda de prensa para defender los derechos, libertades y la autonomía de las mujeres frente al último pleno en el Congreso donde el titular de Justicia había puesto como fecha tope presentar el anteproyecto de ley de contrarreforma de la ley de regulación del aborto.

 

"El Partido Popular ha amenazado la autonomía de la mujer de la mujer desde el inicio de su legislatura"  expresa Elvira Vicente con firmeza frente a lo que considera un retroceso en los derechos y libertades de las mujeres frente la derogación de la actual ley promulgada por el PSOE en 2010. Una ley que comparten muchos países europeos estableciendo una serie de plazos para controlar el aborto libre.

 

Del ministro de justicia, Alberto Ruíz-Gallardón, plantea la Secretaria de Igualdad que "considera que las mujeres no tenemos la posibilidad de decidir nuestra maternidad".  Resalta la importancia de promover una educación sexual adecuada, especialmente entre los más jóvenes, para poder evitar las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos no deseados.

 

Así mismo, Elvira Vicente,  tilda de "innecesaria y peligrosa" a la contrarreforma porque las mujeres se ven abocadas a la clandestinidad de clínicas no reconocidas y además posibilitaría que las mujeres con mayores ingresos pudieran abortar en el extranjero en clínicas con mayor seguridad. 

 

El segundo turno de intervenciones contó con la participación de Rosario Gómez del Pulgar, Procuradora del PSOE de las Cortes por Salamanca, que incidió en la idea de como el ejecutivo esta atacando el principio de igualdad de nuestra Constitución cuando pretende tutelar la autonomía de la mujer al delegar la decisión de la maternidad a diversos profesionales.

 

Desde el PSOE mantienen la esperanza de que esta ley quedé "en el cajón y sea retirada" debido a la oposición que cuenta en la calle y que incluso dentro del Partido Popular a detractores como Celia Villalobos o Feijoó.  Rosario plantea que Gallardón congele el anteproyecto de ley no solo por la oposición de la ciudadanía sino por una cuestión electoral observando los resultados de encuestas propias. Tilda de "oportunismo político" que reculen de esta manera, "jugando con los derechos y libertades de la mujer". Igualmente Rosario considera un "acto chulesco" que Gallardón amenazará con su posible dimisión sino era debatido su anteproyecto de ley.

 

En el cierre de la intervención la Procuradora de las Cortes explica que en la actualidad la vigente ley de plazos esta siendo aplicada con total normalidad, aunque frente a la pregunta de un periodista sobre la oposición de muchos profesionales médicos en la ciudad de Salamanca que se acogen a la objeción de conciencia reconoció que no se cumple este derecho a la mujer.

 

En muchas ocasiones estos casos de aborto deben ser derivados a empresas privadas como Sacyr con un sobrecoste de la sanidad pública. Rosario concluye que "aunque los profesionales tienen el derecho a la objeción de conciencia si que debiera garantizarse que haya médicos de acuerdo a esta normativa".