El PSOE considera que concentrar en La Alamedilla las urgencias empeorará la calidad y eliminará puestos de trabajo

Aseguran que "el cierre de los Servicios de Urgencias de los diez Centros de Salud de la capital los sábados es un nuevo recorte en el sistema de salud público"
El PSOE considera que la decisión de la Junta de Castilla y León de suprimir los servicios de urgencia de los Centros de Salud de Atención Primaria durante los sábados "solo va a traer problemas para los ciudadanos, una pérdida en la calidad asistencial que ahora recibe, y además, destrucción de puestos de trabajo", según aseguran en una nota hecha pública.

Para los socialistas eliminar la atención de las urgencias médicas que prestaban durante los sábados los diez centros de salud de la capital salmantina, y concentrar este servicio en uno solo, concretamente en el de La Alamedilla, "no va a suponer una mejor reorganización ni distribución de los recursos, ni por supuesto un ahorro significativo, tal y como ha querido
hacer creer el gobierno autonómico del PP, en comparación con los efectos y las repercusiones negativas en la calidad de vida de los ciudadanos".

"El cierre de los Servicios de Urgencias en los Centros de Salud para concentrarlos en uno supondrá, según estimaciones de la propia Consejería de Salud, un ahorro de apenas 150.000 euros. Frente a este escaso y poco significativo ahorro, esta medida si va a suponer un aumento de los desplazamientos de los usuarios en número y en distancia. Hay que tener en cuenta que los diez centros de salud que ven ahora suprimidos sus servicios de urgencia atienden a una población que supera los 150.000 habitantes, casi el 89% de la población de la capital, unos ciudadanos que ahora tendrán un único punto de atención de las urgencias, lo que provocará que muchos de ellos, de los que acudían a esos centros de salud, decidan ir a los hospitales por cercanía o proximidad con el consiguiente peligro de saturación o colapso en sus servicios de urgencias", añaden.

"En este sentido, resulta lógico pensar que por ejemplo, ciudadanos que viven en la margen izquierda de río Tormes o los barrios trastormesinos de la capital, que eran atendidos en sus respectivos centros de salud y ahora tienen que pasar por la puerta de los hospitales para acudir al centro de La Alamedilla, decidan quedarse o recibir la prestación sanitaria en el
Complejo Hospitalario", subrayan.

"La concentración de las urgencias de la Atención Primaria en un solo centro, además de alejar la atención y la calidad asistencial al ciudadano, creando un problema al Complejo Hospitalario, también va a suponer la pérdida de puestos de trabajo. De las veintidós personas, entre personal médico y de enfermería que se encargaban del servicio de urgencias en los
centros de salud de atención primaria, se va a pasar a tan sólo diez", dicen.

En base a todo esto, el PSOE considera que "nos encontramos ante un nuevo recorte en la sanidad pública salmantina. Un recorte más del Gobierno autonómico del PP que se suma a la tardanza y los retrasos en la finalización del nuevo Complejo Hospitalario, y el olvido perpetuo para acometer la construcción de los prometidos centros de salud del Zurguén y
de Prosperidad".