El PSOE alerta sobre la rotación de equipos en la Policía Local y su perjuicio al servicio de violencia de género

Se trata de una “decisión unilateral” del Ayuntamiento y del jefe de Policía de Salamanca.

La concejal del grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca, Soledad Murillo, ha denunciado las últimas medidas que se van a poner en marcha en la Policía Local de Salamanca, y que afectan directamente al Servicio de Atención a la Mujer y al Menor (SEAMM).

 

Acompañada por varias mujeres que han sido víctimas de violencia de género, así como de representantes de la Universidad de Salamanca y de la Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Violencia de Género (ADAVAS), Soledad Murillo ha explicado que el Ayuntamiento de Salamanca, junto al jefe de Policía Local, ha decidido que los inspectores de servicio y los equipos del cuerpo de Policía harán turnos de rotación, con la excusa de “fomentar nuevas relaciones entre los grupos de policías”.

 

El partido Socialista no entiende esta medida, al tratarse de un servicio, el SEAMM, de reconocido prestigio nacional e internacional, y que cuenta en sus filas con profesionales que han recibido formación a lo largo de los últimos quince años. Las consecuencias del cambio de equipos, ha asegurado Soledad Murillo, serán “perjudiciales para el servicio de violencia, que perderá efectividad en la atención a las víctimas y en la formación de los policías”.

 

Además, la concejal socialista ha destacado algunas deficiencias del servicio en Salamanca, como la no utilización de coches camuflados para recoger a las víctimas o que éstas tengan que pasar noches en Valladolid, al no contar en la ciudad con pisos destinados a este fin.

 

Por su parte, la presidenta de ADAVAS, Manuela Torres, ha mostrado su preocupación por las consecuencias de la reestructuración del servicio, ya que “el que se descabece a ese equipo, repercute en las víctimas”. “Es importante que las víctimas se sientan cercanas a la policía de su ciudad, como han hecho hasta ahora con el SEAMM”, ha apuntado.

 

Tanto el PSOE como ADAVAS no comprenden por qué, “si un equipo ha probado su buen funcionamiento y tiene formación específica, se quiera mermar su eficacia”.

 

Soledad Murillo se ha lamentado por esta decisión, y sospecha que pueda haber motivaciones que van más allá de la simple reestructuración de los equipos de la Policía Local de Salamanca. “Puede ser legal, pero no legítimo”, ha concluido la concejal que, además, ha tildado de “ninguneo del Ayuntamiento” la retirada de la inspectora Luisa Velasco del frente del SEAMM.

Noticias relacionadas