El PSOE ahorrará más de 60.000 euros al año en liberaciones y cargos de confianza

La alcaldesa de Peñaranda, Carmen Ávila, junto a los concejales Jorge San Genis e Isidro Rodríguez Plaza

La concejala de Deportes, Pilar García, tendrá una liberación a jornada completa, y el edil de Festejos, Francisco Díaz, una liberación a media jornada, que supondrá un coeste de 40.209 euros anuales, mientras que en la época del PP suponía el coste de liberaciones y cargos de confianza era de 101.771 euros al año

La alcaldesa de Peñaranda de Bracamonte, Carmen Ávila de Manueles, informó en rueda de prensa que la concejala de Deportes, Pilar García, tendrá una liberación a jornada completa y el edil de Festejos, Francisco Díaz, una liberación a media jornada

 

Carmen Ávila de Manueles explicó que estas liberaciones supondrá un coste para el Ayuntamiento de 40.209 euros anuales, incluido el salario neto y seguridad social. La primera edil, señaló que esto supone un ahorro de 61.562 euros, con repecto a la época del Gobierno del PP donde el coste de las liberaciones del alcalde, la concejala y el coste del cargo de confianza de secretaría del alcalde suponía un gasto total de 101.771 euros. 

 

Ávila de Manueles estuvo acompañada en la rueda de prensa por los concejales Isidro Rodríguez Plaza y Jorge San Genis, miembros de la Comisión de Hacienda, quienes explicaron la concejala liberada tendrá el mismo sueldo que la edil del PP liberada en la legislatura pasada, unos 1150-1200 euros al mes, miembras que el concejal liberado a media jornada no llegará a cobrar 600 euros al mes. Ambos no tendrán otras remuneraciones como por la asistencia de plenos o comisiones. 

 

Por otra pare, Carmen Ávila de Manueles avanzó que también se van a ahorrar también reduciendo el coste por asistencia a plenos, comisiones, juntas de gobierno así como por la asignación a grupos políticos. La aldaldesa de Peñaranda señaló que los concejales recibirán 40 euros por la asitencia a comisiones, cuando en la anterior legislatura se pagaba 52,50 euros. La asistencia a plenos y a la Junta de Gobierno local se ha pasado de 70 a 60 euros, y la asignación a los grupos políticos se ha reducido un 10%.