El PSOE afea a Mañueco un urbanismo "de fotos" y el deterioro de casco histórico, barrios y riberas del Tormes

La oposición acusa al alcalde de haber perdido cuatro años mientras la ciudad se deteriora, de haber abandonado los barrios y de centrarse en cuestiones elementales que le dan publicidad. Lamenta que lo único que se intentó fue "enterrar 3,5 millones de euros en Las Malotas" y hacer suyas propuestas del PSOE previamente rechazadas.

El PSOE ha hecho este lunes balance de la gestión urbanística del equipo de Gobierno. Una materia que resume en el "itinerario de fotos de inauguraciones de rotondas y otras pequeñas actuaciones" que son "las más elementales que puede hacer un Ayuntamiento como el de esta ciudad". Así lo ha calificado el concejal socialista Joaquín Corona, que ha señalado la falta de un proyecto de ciudad como gran error de Fernández Mañueco: "En urbanismo, o se hace ciudad o la ciudad se deteriora".

 

Corona ha criticado duramente algunas de las cuestiones con las que el grupo de la oposición lleva martilleando toda la legislatura, materias que llegado el final del mandato siguen sin abordarse. "El actual equipo de Gobierno es heredero de los anteriores del PP y como con aquellos no existe modelo alguno de ciudad", ha lamentado. El principal ejemplo para Corona es que no se ha desarrollado el plan especial de protección del casco histórico, un documento prometido por el alcalde desde el primer día de su mandato y que sigue en un cajón. "No entendemos como no se han dado pasos", ha criticado Corona, que apunta que de ello dependen cosas como el soterramiento de cables, la cartelería de los negocios o solucionar la situación de muchos edificios en ruina y solares vacíos. En este sentido, ha llamado al Ayuntamiento a requerir a la propiedad del Hotel Universal para que presente un proyecto y acabe con la situación que arrastra este edificio de la Rúa.

 

Joaquín Corona, durante su rueda de prensa.

 

Lo mismo ocurre según el PSOE con el plan del río Tormes y márgenes, anulado hace dos años por los tribunales y del que no se ha vuelto a saber nada. O de la falta de un inventario de bienes actualizado, que puede haber dado lugar a malas prácticas en materia de solares municipales. También ha citado otros conflictos en el plano judicial, como la situación del edificio de El Corte Inglés o el desarrollo del Hotel Corona. "Curiosamente, la única iniciativa en materia urbanística ha sido enterrar 3,5 millones de euros en el sector de Las Malotas, del que no hemos vuelto a saber nada", ha dicho en referencia a la idea frustrada de pagar con dinero público un polígono industrial de promoción privada.

 

Según Corona, esto ha tenido consecuencias en el urbanismo de la ciudad, "que sigue conceptuado como una cuestión de iniciativa privada cuando es esencialmente gestión pública", y que se traducen en la situación del casco histórico, las riberas del Tormes o el abandono de los barrios. "El PP no ha intervenido en los barrios de Chamberí, Pizarrales y Tejares", principales damnificados de las transferencias de edificabilidad, lo que ha generado solares inutilizables, "no se a gestionado ni se les ha devuelto la dignidad a estos barrios" que merecían una actuación, como el de Buenos Aires.

 

Corona ha enumerado también una serie de actuaciones que partieron de la iniciativa del PSOE y que fueron rechazadas por el equipo de Gobierno, para después llevarlas a cabo vendiéndolas como propias. Es el caso de la recuperación de la torre de los Anaya, propuesta que el PP votó en contra en un pleno para luego aprobarla por su cuenta; la actuación en el Mercado Central, la restauración del puente Enrique Estevan, la decisión de descartar el parking en la plaza de Los Bandos o que la Plaza Mayor sea sometida a una actuación integral, "nos preocupa su situación, no puede estar con actuaciones puntuales porque se caiga una piedra o un brazo de una estatua".