El PSOE acusa al Gobierno de realizar la prueba de llenado de Irueña en época de lluvias

Los socialistas creen que "fue un error" tras conocer la respuesta del Congreso a la pregunta realizada por Jesús Caldera sobre las inundaciones en Ciudad Rodrigo.

El Gobierno de España reconoce haber realizado la prueba de llenado de la nueva presa de Irueña en un periodo donde suele ser habitual que se produzcan las mayores precipitaciones o grandes lluvias del año hidrológico. Así lo constata en una respuesta remitida al Grupo Parlamentario Socialista del Congreso de los Diputados en contestación a preguntas del diputado del PSOE por Salamanca, Jesús Caldera, en las que se pedían explicaciones y se exigían responsabilidades por las inundaciones que afectaron el pasado mes de abril a varias zonas de Ciudad Rodrigo. 

 

El pasado día 4 de abril, el diputado socialista por Salamanca, Jesús Caldera, registraba en el Congreso de los Diputados una batería de preguntas en las que interpelaba y exigía responsabilidades al Gobierno para que aclarara cuales habían sido las razones de la avenida o riada de agua que inundó varias zonas de Ciudad Rodrigo en esta primavera, y si dichas inundaciones tenían relación con el hecho de que la nueva presa de Irueña, que regula el cauce del río Águeda, se encontrara al 100% de su capacidad como consecuencia de las pruebas de llenado que se estaban realizando en esa época, periodo de grandes lluvias, en dicha presa. 

 

En la respuesta remitida al Grupo Socialista el Gobierno elude asumir culpabilidades y señala que no procede el dirimir responsabilidades debido a que la presa de Irueña, en esa época, todavía no se encontraba en explotación sino en el periodo de la prueba de llenado, a pesar de que sí se reconoce que dicho llenado, según se recoge textualmente, comenzó “al inicio del año hidrológico, a primeros de octubre, alcanzando la coronación el 14 de marzo tras las fuertes lluvias invernales”, a lo que añaden que “estas pruebas de llenado obligan a mantener la presa llena durante 8 semanas” . 

 

En base a esto, el PSOE sigue insistiendo que las inundaciones del pasado mes de abril en Ciudad Rodrigo son un hecho que nunca tendría que haberse producido, y mucho menos tras la conclusión de una obra, la presa de Irueña, que regula el cauce del río que se desbordó.