El PSOE acusa al equipo de Gobierno de “esconder en el cajón” facturas por valor de 8,4 millones

Fernando Rodríguez ha insistido en que “no existen” esas facturas “en el cajón” y que las deudas están reconocidas en los 17 millones de euros
El viceportavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca, Toribio Plaza, ha acusado al equipo de Gobierno de “esconder en el cajón” facturas pendientes de abonar a proveedores por valor de 8,4 millones de euros.

Según sus datos, estas deudas no se han computado en los 17 millones de euros que el Consistorio ha reconocido con el fin de optar al crédito que ofrece el Gobierno para pagar a proveedores pendientes de cobro.

De ser así, según Toribio Plaza, la cifra adeudada actualmente sería “muy superior” a la hecha pública y supondría una situación económica municipal de “auténtica ruina” después de que el portavoz del equipo de Gobierno, Fernando Rodríguez, haya anunciado una liquidación del presupuesto de 2011 con un desfase negativo de 1,5 millones y una deuda global del 97,8 por ciento en el Ayuntamiento de Salamanca, sin contabilizar en este porcentaje los pagos pendientes por las liquidaciones negativas en los ingresos del Estado de 2008 y 2009.

Por estos motivos, Toribio Plaza ha pedido al equipo de Gobierno que les permitan conocer los “detalles” de las facturas que debe el Consistorio y les ha criticado por las nuevas deudas contraídas.

Posteriormente a este encuentro con los medios del Grupo Socialista, el portavoz del equipo de Gobierno ha protagonizado una comparecencia pública para “responder” a las acusaciones de los concejales socialistas.

Fernando Rodríguez ha insistido en que “no existen” esas facturas “en el cajón” y que las deudas están reconocidas en los 17 millones de euros. Ha señalado que este dato está certificado por el interventor municipal.

En cuanto a la petición de ver las facturas, Rodríguez ha argumentado que están a disposición del Grupo Socialista para que “consulten lo que quieran” pero ha argumentado que no les pueden dar copias por derechos en la protección de datos.