El PSCL niega su apoyo al "unilateral" texto sobre Ordenación porque recoge sólo parte del "esqueleto" del consensuado

El secretario regional del PSOE, Julio Villarrubia
Villarrubia aboga por conocer "el grueso" del proyecto estatal antes de acordar temas "que no sirvan" por la preeminencia de la ley orgánica


VALLADOLID, 5 (EUROPA PRESS)

El Partido Socialista de Castilla y León (PSCL) ha negado este viernes su apoyo al proyecto de Ley sobre Ordenación del Territorio aprobado ayer por el Consejo de Gobierno ya que considera que recoge sólo "parte del esqueleto" del texto consensuado por Gobierno y oposición el pasado mes de octubre.

Así lo ha trasladado su secretario general, Julio Villarrubia, quien en rueda de prensa ha explicado que el proyecto autonómico presenta "diferencias sustanciales" con su modelo de ordenación del territorio y que, por ello, no podría apoyarlo si hubiera que votarlo.

El proyecto no ordena el territorio en los aspectos fundamentales para el PSOE (servicios públicos sociales en favor de las personas y no de los territorios o lucha contra la despoblación o a favor del empleo), entre los que ha destacado, entre otras, el incremento de competencias de las diputaciones en detrimento de los municipios y las entidades locales.

"Difiere sustancialmente del modelo que nosotros defendemos", ha aseverado antes de aclarar que, pese a que "desde el PP" se diga que el texto respeta el contenido del acuerdo básico alcanzado entre Junta y PSOE el pasado otoño, el proyecto recoge sólo "parte del esqueleto" ya que su desarrollo sería "mucho más amplio".

Tras criticar la falta de acuerdo, consenso y el carácter "unilateral" con que se ha elaborado el proyecto de ley, Villarrubia ha discrepado con la postura de la Junta con respecto a los plazos de aprobación de las normativas estatal y regional y ha puesto en duda la utilidad de sacar a la luz el proyecto autonómico cuando aún se desconoce el grueso del nacional.

"Si una ley orgánica se aplica, una ley ordinaria no tiene rango superior para contradecirla", ha puntualizado antes de cuestionar que lo que podría "adelantarse", aun "con buena fe", a la hora de acordar temas posteriormente podría no servir si la normativa estatal lo contradijera.

El "grueso" del proyecto estatal definitivo debería de conocerse antes de aprobar definitivamente el texto regional, según el líder de los socialistas de la Comunidad, quien no ha puesto en cuestión en ningún momento la participación del PSOE en un tema "de Comunidad" como es la ordenación del territorio --"el PSOE jamás podrá estar ausente en un tema así"-- aunque sólo sea para demostrar su "oposición frontal".

ALTERNATIVA DE GOBIERNO "AUNQUE PAREZCA LEJANO"

"Tengo la convicción y la esperanza de que, más pronto que tarde y por el bien de la Comunidad Autónoma, aunque hoy parezca lejano, seremos una alternativa de Gobierno", ha aseverado antes de reiterar su presencia en el debate aunque, en este caso, sea en forma de oposición a "muchísimos contenidos".

En referencia a la intención de la Junta, trasladada este jueves por el consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, de alcanzar un consenso a largo plazo en materia de ordenación y en la conformación del reparto del mapa de servicios, el secretario general del PSCL ha apoyado la idea y comprometido su participación siempre que no tenga como fin "gastar tiempo".

Julio Villarrubia, quien ha advertido de que la normativa se traducirá en recortes de servicios "añadidos" a los que ya se han llevado a cabo, como en el caso de las urgencias nocturnas, ha adelantado que el partido estudiará la puesta en marcha de distintos instrumentos parlamentarios para trasladar su postura.

Por último y en referencia al "nonato pero amenazante" proyecto de reforma local del Ejecutivo central, que conllevaría la desaparición de casi el 90 por ciento de las entidades locales menores de Castilla y León y la consideración de los ayuntamientos, alcaldes y concejales como un "problema", el secretario regional del PSOE ha reiterado su oposición "radical, total y absoluta" al texto y, por ende, su petición de retirada por considerar que atenta contra la autonomía municipal.