El promotor espera iniciar las obras del Retail Park antes de fin de año

Últimos flecos. A falta de licencia, el 70% de la superficie comercial ya ha sido alquilado a grandes compañías españolas y francesas.
E. BERMEJO

El dueño y promotor del parque comercial que se asentará en Villares de la Reina, Joao Alexander Alves, confía en comenzar las obras del Retail Park antes de que finalice el año.

Alexander calificó como “una buena noticia” la aprobación definitiva por parte del Ayuntamiento de Villares de la Reina del proyecto de reparcelación y urbanización del sector en el que se construirá la gran superficie, tal y como ayer publicaba el Boletín Oficial de Castilla y León.

El empresario, que asegura que el 70% de dicha superficie ya está alquilado, señaló asimismo que no hará público el nombre de las empresas que se instalarán en este parque hasta que la Dirección General de Comercio no otorgue la licencia para la construcción, aunque ha avanzado que se trata en su mayoría “de grandes compañías españolas y francesas”.

Alexander Alves precisa que las empresas de construcción hace tiempo que lo tienen todo preparado para comenzar a levantar los diversos bloques que conformarán el parque comercial y se muestra convencido de que “las máquinas podrán entrar este año en los terrenos”, aunque su principal preocupación, dadas las fechas, es el tiempo “ya que si empiezan las lluvias será muy difícil entrar con la maquinaria”.

Por otra parte, no tiene la más mínima duda acerca de que conseguirá en breve la licencia comercial, decisión que recae en la Consejería de Economía, “y que debemos respetar porque en todo momento nos ha brindado su colaboración, lo mismo que el alcalde de Villares de la Reina, José Martín, que siempre nos ha tratado muy bien”.

Por lo que se refiere al proyecto de urbanización, cabe destacar que una vez aprobado de forma definitiva, la Junta de Compensación deberá constituir antes de un mes una garantía de urbanización por importe del 4% de los gastos de urbanización previstos, que asciende a 398.935 euros.

El objetivo de los promotores era compaginar las obras de urbanización con la construcción de los edificios, aunque todo hace suponer, ya que todavía no hay licencia comercial, que la maquinaria entrará primero en los terrenos para comenzar a urbanizar y reparcelar la superficie si el tiempo lo permite.

En cuanto a las características que conformarán este parque comercial, cabe señalar que está preparado para albergar hasta 17 locales, aunque podrían ser sólo 15, dependiendo de los metros que han adquirido algunas empresas. Serán superficies sensiblemente más grandes que las de Capuchinos, de hecho algunas superan los 7.000 metros cuadrados y, entre otras, se instalarán tiendas de bricolaje, deportes, informática, electrodomésticos, ropa y muebles.

La inversión que se va a realizar en esta iniciativa empresarial supera los 100 millones de euros y la previsión, según el promotor, es crear 2.000 puestos de trabajo directos y 1.500 indirectos.