El programa de Termalismo beneficiará a más 2.900 jubilados

Datos. El Imserso ofrece 250.000 plazas, de las cuales 20.700 son para la región. Salamanca. Cuenta con dos balnearios: Ledesma, al que se puede ir de febrero a noviembre y Retortillo, de marzo a noviembre
Miguel Corral

El Ministerio de Sanidad y Política Social oferta para 2010 2.975 plazas a pensionistas salmantinos gracias al programa de Termalismo Social que se desarrolla a través del Imserso.

A su vez el balneario de Ledesma ofertará dentro de este programa 6.590 plazas en dos turnos. El primero se extiende de febrero a agosto y el segundo de septiembre a octubre. Durante los meses de diciembre y enero, el balneario cierra sus puertas al público para atender a sus mejoras.

Las personas que estén interesadas pueden solicitar en la Subdelegación del Gobierno los impresos para el segundo periodo hasta el 17 de mayo. En esa fecha también se reasignan las plazas de las personas que hayan causado baja en el primer plazo, de tal forma que aquéllas que lo solicitaron y se quedaron sin ella, pueden tener una segunda oportunidad. El 29 de octubre también se reasignarán las plazas vacantes del segundo periodo.

Al balneario de Ledesma, que pertenece al Montepío y Mutualidad de la Minería Asturiana, acuden personas de la Comunidad Autónoma, de Madrid, País Vasco, Asturias y Cataluña. Mientras que los salmantinos suelen elegir como destino de esta actividad de salud balnearios de otras comunidades o de Burgos, Valladolid, León y Zamora.

A este programa colabora el Imserso con una financiación de las plazas, que oscila entre los 130 y los 250 euros, por lo que la media de estas ayudas suele ser de 162 euros, según explicó ayer el subdelegado del Gobierno en Salamanca, JesúsMálaga.

El coste de las plazas en un balneario de nivel 1, como es el caso de Ledesma, alcanza los 364 euros, por lo que la bonificación puede llegar a superar el 60 por ciento del coste.

El programa de Termalismo incluye la atención médica para la patología concreta, actividades lúdicas por la tarde y excursiones a los alrededores de las zonas en las que se ubican los balnearios, “por lo que sirve de dinamización económica del lugar y del entorno”. En el balneario de Ledesma trabajan más de 137 personas y da empleo de forma indirecta a otras 25 personas.

Según explicaron los responsables del balneario, son muchas las personas que suelen repetir. De hecho, una de las mujeres que ayer participaba en del programa, que tiene una duración de 11 días, afirmó a TRIBUNA que lleva más de diez años acudiendo “por los grandes beneficios que me reporta”.

Algunas personas participan incluso dos veces al año: la primera vez del programa del Imserso y la segunda del que ofrece la Junta para los castellanos y leoneses. En Ledesma participan 450 personas en cada tanda. Las plazas ofertadas en toda la región son 20.700 y en España 250.000.