El programa de atenciĂłn a la violencia en la familia atiende 98 casos en 2011 en Valladolid y Salamanca

En Salamanca, las conductas violentas fueon 24 de menores y 21 de padres

El programa de atenciĂłn a conductas violentas en el ĂĄmbito familiar ha atendido casi un centenar de casos en 2011 en las provincias de Valladolid y Salamanca, donde se desarrolla a travĂŠs de Cruz Roja gracias a la subvenciĂłn de la ConsejerĂ­a de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y LeĂłn.

Este programa se incluye en el marco de la mediaciĂłn familiar en el ĂĄmbito de la protecciĂłn de la infancia, al igual que el de mediaciĂłn para menores infractores, que se lleva a cabo sĂłlo en Valladolid tambiĂŠn a travĂŠs de Cruz Roja y que ha recibido a lo largo del pasado aĂąo un total de 51 casos.

En el primero de los casos, en atenciĂłn a las conductas violentas en el ĂĄmbito familiar, a lo largo del pasado aĂąo se han atendido concretamente 98 casos, 54 de ellos de menores y 44 de padres. En el caso de Valladolid, el nĂşmero de casos de menores fue de 30 y el de padres de 23, mientras que en Salamanca fue de 24 y 21, respectivamente.

El programa va dirigido a hijos que maltratan a sus padres y se trata de evitar procesos judiciales mediante una mediaciĂłn que solucione el conflicto, para lo que se contrata un psicĂłlogo, informaron a Europa Press fuentes de la ConsejerĂ­a de Familia e Igualdad de Oportunidades.

En los Ăşltimos aĂąos las cifras han sido similares, ya que en 2009 el nĂşmero de casos en total ha ascendido a 49 en el caso de menores y 46 en el de padres y en 2010 a 54 y 48, respectivamente.

Por lo que se refiere al programa de mediaciĂłn para menores infractores -que sĂłlo funciona en Valladolid-, se configura como alternativa al procedimiento judicial, que actĂşa a instancia de la FiscalĂ­a de Menores. Este programa trata de propiciar la conciliaciĂłn y/o la reparaciĂłn entre el menor infractor y la vĂ­ctima, con el objetivo de llegar a acuerdos para solucionar el conflicto, creado como consecuencia de una infracciĂłn penal.

Las acciones principales realizadas por el programa son conciliaciones y acciones de seguimiento apoyo y orientaciĂłn, para lo que se requiere de la participaciĂłn de un psicĂłlogo.

El nĂşmero de casos recibidos en 2011 asciende a 51, con 75 menores imputados y 62 perjudicados, mientras que en el ejercicio anterior fue superior, con 85 casos (98 imputados y 54 perjudicados) y similar a 2009, cuando se han registrado 54 casos (84 menores imputados y 42 perjudicados).