El programa de alquiler de pisos vacíos propicia ya 225 contratos

La persistencia de la crisis económica ha calado entre los propietarios de viviendas sin ocupar y los potenciales compradores. La cultura de la propiedad ha comenzado quizás a resquebrajarse en Castilla y León y prueba de ello es el despegue efectuado por el programa de Reserva de viviendas vacías para alquiler (Revival), que desarrolla la Consejería de Fomento desde el año 2005.
T. D. S.

En 2010, este servicio de la Junta ha duplicado los contratos formalizados con arrendatarios e inquilinos. En Salamanca, desde el año 2005, se han realizado 115 contratos con inquilinos y 110 con propietarios. El programa cuenta, además, con un stock de 23 viviendas disponibles. El análisis de la demanda de Revival demuestra que el atasco del mercado inmobiliario ha empujado hacia el alquiler a los propietarios de viviendas y pisos vacíos de las capitales de provincia, los municipios de áreas metropolitanas y ciudades de más de 20.000 habitantes. Esta tendencia, que se inició en 2008, ha mantenido la curva ascendente e incluso se ha acentuado durante el último ejercicio.

En 2010, este servicio del Ejecutivo autonómico ha formalizado 661 contratos con propietarios y 770 con inquilinos, por lo que las firmas del pasado año doblaron al total de las rúbricas estampadas en 2009, que casi duplicaron las de 2008. En concreto, el incremento de cesiones por parte de propietarios alcanzó el 62%, mientras el de alquilados fue del 48%. El avance, sin embargo, fue inferior al histórico aumento de 2009, cuando se alcanzaron subidas del 97% y el 123%, respectivamente. Asimismo, por provincias, las firmas con la empresa pública Provilsa por parte de propietarios subieron como la espuma, sobre todo, en Palencia y Ávila, con 39 y 33 firmas. En el resto, los aumentos fueron inferiores, aunque destaca la subida de Salamanca (89%), Burgos (83%) y Zamora (71%) con 51, 170 y 36 rúbricas, respectivamente. Además, en León y Valladolid el aumento fue de 29% y el 26%, con 40 y 281 contratos. Segovia y Soria anotaron datos negativos, con siete y cuatro firmas.

Palencia al frente
El alquiler ha ido ganando adeptos entre los castellanos y leoneses. El aumento experimentado el pasado año fue llamativo en Palencia, Burgos y Ávila, con incrementos del 119%, 98% y 94% y 46, 196 y 33 contratos, respectivamente. También, fue elevada el porcentaje de variación en Zamora (86%) y Salamanca (83%) con 41 y 53 firmas. Más modesto fue el avance en Valladolid (44%) y León (35%), con 347 y 42 nuevos contratos formalizados. En Soria se firmaron los mismos, cinco, mientras en Segovia, descendieron un 30%, hasta los siete.

Estos datos demuestran que se firmaron casi dos contratos de arrendamiento por día en 2010. El programa de la Consejería de Fomento ha formalizado 1.850 contratos con inquilinos desde su puesta en marcha en 2005. Hace cinco años, fueron solo 38 los ciudadanos que decidieron recurrir a la intermediación de la Junta para alquilar, frente a los 123 de 2006, 203 de 2007, 241 de 2008 y 475 de 2009, una cifra que se disparó 770 en 2010. La diferencia entre el número de contratos suscritos con propietarios e inquilinos se debe a que aquellos pisos que se quedan vacíos son realquilados.