El profesor del colegio de Ferrol (La Coruña) denunciado por pedir masajes a alumnos será expedientado

Inspección de Educación solicitará medidas cautelares de suspensión de su actividad docente, según el presidente de las ANPAS de Ferrolterra


FERROL, 27 (EUROPA PRESS)

Inspección de Educación ha decidido iniciar un expediente disciplinario de manera inmediata y solicitar medidas cautelares para impedir el acceso a la docencia del profesor del colegio Isaac Peral de Ferrol cuyo comportamiento ha sido cuestionado por supuestamente haber pedido a sus alumnos que le diesen masajes en los pies y haber atado con cinta adhesiva a una estudiante.

La Inspección de Educación, el presidente de la Federación de ANPAS de Ferrolterra y padres y madres de alumnos del colegio Isaac Peral se han reunido este miércoles, durante una hora y media, en el edificio administrativo de la Xunta, en la Plaza de España de Ferrol, para abordar el caso de este profesor que había llegado unos meses antes al colegio para cubrir una vacante de forma provisional y que impartía asignaturas en Tercero de Primaria.

La reunión, que tuvo momentos de cierta tensión, ha finalizado con el compromiso, por parte de la representante de la Consellería de Educación, de abrir un expediente disciplinario de manera inmediata al docente y de solicitar, además, medidas cautelares para impedirle el acceso a la educación.

Al mismo tiempo, se ha comprometido a tratar de aclarar si las diligencias llevadas a cabo por parte de la dirección del centro han sido las correctas en relación a este caso, según ha asegurado, al término del encuentro, Javier Sánchez, presidente de la Federación de ANPAS de Ferrolterra. El profesor no acude al centro desde este lunes por baja.

CRÍTICAS

El colectivo de padres y madres, además de los representantes de la Federación de ANPAS, han criticado la manera de abordar este asunto tanto por parte de la Consellería de Educación como desde la dirección del centro. Así, han mostrado su rechazo sobre todo al tiempo que dicen que ha transcurrido desde las primeras denuncias, por la gravedad de lo supuestamente acontecido, hasta que se han tomado las primeras medidas.

Pese a las críticas de algunos padres a la forma de proceder de la dirección del centro y de la propia Xunta, la comunidad educativa trata de conseguir que la normalidad regrese a las aulas de este centro educativo, con la llegada esta misma mañana de una nueva educadora.

Por su parte, la dirección del centro educativa ha rechazado hacer declaraciones con respecto a este asunto, al igual que el departamento de Inspección Educativa.