El Procurador del Común tramita una queja sobre la reducción de camas en algunos hospitales

Javier Amoedo

La institución tramitó 3.300 quejas en 2013, cerca de un millar menos que en 2012, en el segundo año con más actividad.

La institución del Procurador del Común tramita en estos momentos una queja sobre la reducción de camas en algunos centros hospitalarios de Castilla y León, un expediente que ha iniciado de oficio y al que se suma otro a instancia de parte por la merma de facultativos y de enfermeras en determinadas zonas de salud de la Comunidad.


Así lo ha anunciado el procurador del Común, Javier Amoedo, con motivo de la presentación del informe de la institución del defensor del pueblo en Castilla y León correspondiente al ejercicio de 2013, cuando se presentaron 3.300 quejas de los ciudadanos, cerca de un millar menos que en 2012 (4.164), si bien fue el segundo año en la historia de este organismo con mayor número de reclamaciones.

Según consta en el informe entregado por Amoedo a la Presidencia de las Cortes, Sanidad y Consumo lideraron, al igual que en 2012, el número de quejas presentadas por los ciudadanos, con un total de 984 (el 30 por ciento), como consecuencia de las "numerosas" reclamaciones iniciadas por la reducción de las urgencias nocturnas en 17 pueblos que motivó incluso un expediente de oficio de la propia Procuraduría.

Por su parte, Familia e Igualdad de Oportunidades acaparó el 17 por ciento de las quejas (546), seguida de las áreas de Función Pública, Fomento y Régimen Jurídico con un 10 por ciento en cada caso.

En este sentido, Javier Amoedo ha apreciado un descenso de las quejas de los ciudadanos relacionadas con urbanismo y con vivienda como consecuencia de la menor actividad en el sector por la crisis económica mientras que han aumentado las relacionadas con la sanidad, donde el Procurador del Común ha vuelto a abogar por la necesaria reducción de las listas de espera en beneficio de los ciudadanos.

AGILIZAR LOS TRÁMITES DE LA RENTA GARANTIZADA

Amoedo ha aprovechado la ocasión para repasar el contenido de las recomendaciones realizadas por esta Institución en 2013 cuando centró un total de 10 resoluciones en agilizar los expedientes en pro de la agilización de la concesión de las ayudas de la Renta Garantizada de Ciudadanía, la última medida del sistema de protección social que hay en Castilla y León.

Entre las resoluciones de 2013 más destacadas ha mencionado también el listado de 25 medidas remitido a los departamentos de Fomento y de Familia para garantizar el derecho constitucional al acceso a una vivienda digna y adecuada, donde abogó en concreto por rebajar el stock de viviendas de protección vacías con un fomento del denominado alquiler social o la protección de los ciudadanos ante los desahucios.

Del mismo modo, se ocupó de la reducción de las prestaciones económicas de la Dependencia por el cuidado en el entorno familiar así como por distintos aspectos relacionados con la Educación, como el estado de algunos edificios, el transporte o el acoso escolar o la situación de la educación especial en algunos casos de discapacidad, a lo que ha sumado también la provisión de puestos de trabajo en la función pública o el servicio de protección frente a incendios urbanos.

Javier Amoedo ha significado en todo momento la labor de la institución del Procurador del Común en defensa de los derechos de los ciudadanos y se ha mostrado convencido de que, salvo algunas excepciones, la defensoría del pueblo de Castilla y León está valorada por parte de las administraciones a las que se dirige en lo que ha considerado una muestra de un "trabajo eficaz" que "produce sus efectos".

Así, ha puesto como ejemplo las 991 resoluciones dictadas por el Procurador del Común el pasado año de las que el 40 por ciento fueron archivadas por ausencia de irregularidad (396) mientras que el 60 por ciento restante (595) formularon alguna recomendación, recordatorio de deberes o sugerencia. De ellas, fueron aceptadas un 67 por ciento, parcialmente un 12 por ciento mientras que un 21 por ciento no había sido aceptado a fecha de 31 de diciembre, lo que no significa, ha aclarado, que no se haya respondido en lo que va de 2014.

Del mismo modo, ha informado de que en 2013 se dictaron de oficio 47 resoluciones de las que 26 se dirigieron a la Administración autonómica que aceptó totalmente 11, dos parcialmente y una no aceptó.

Según el informe estadístico del Procurador del Común, León (19 por ciento) lideró en 2013 el número de quejas presentadas por los ciudadanos, según Amoedo por la proximidad física de la institución. Le siguen Zamora y Valladolid, con el 19 y el 18 por ciento de las quejas, si bien el defensor del pueblo castallanoleonés ha evidenciado el aumento de las quejas en las provincias de Zamora y de Palencia por ese "gran número" de protestas por el cierre de las urgencias nocturnas.

Por otro lado, ha aprovechado la ocasión para aclarar que de las 3.300 quejas presentadas en 2013 257 fueron colectivas (firmadas por grupos de unas 100 o 200 personas) o otras 133 se firmaron por varias personas lo que incrementa el número de ciudadanos representados en esas quejas que tramita el Procurador del Común que es "muy superior".

Finalmente, ha constatado también el aumento de la actividad del Servicio de Atención a la Ciudadanía con 759 entrevistas personales a las que acudieron 1.125 habitantes con 133 consultadas atendidas, frente a las 48 registradas en 2008 cuando se creó este servicio lo que evidencia, a su juicio, la "gran relación de proximidad" entre los ciudadanos y la institución en temas como las preferentes o los desahucios.