El principio del fin de Walter White en 'Breaking Bad'

Última temporada de la serie.

"Todas las historias deben tener un inicio y un final, pese a que ese final pueda ser feliz o triste. Estoy realmente excitado por ver los últimos ocho capítulos, son realmente excepcionales".

  

Así describía R.J.Mitte, el primogénito de Walter White en Breaking Bad, su impresión sobre la temporada final que se estrena  en Estados Unidos y que espera alcanzar las muchas expectativas que a lo largo de las cinco temporadas anteriores ha suscitado en sus seguidores.

 

Un pequeño triunfo para White

  

Pese al secretismo absoluto que su creador Vince Gilligan y el resto del reparto de la serie de AMC han mantenido, el guionista aseguró hace unos meses que el final representaba "en cierta medida, aunque sea pequeña, una victoria para Walter White", el epicentro de una ficción que vuelve a ahondar en la empatía del espectador por un ser despreciable como el personaje que encarna Bryan Cranston.

  

Cinco años después de su estreno y con siete Emmys, entre otros galardones, Breaking Bad llega a su final con una tanda de ocho capítulos en los que Gilligan plantea una batalla del cocinero White "contra muchas fuerzas, algunas son conocidas, otras no".

  

Anna Gunn, la esposa del profesor de instituto metido a diseñador de metanfetamina, se mostraba esperanzada por la supervivencia de su personaje, papel que aceptó tras Gilligan comparar a Skyler con Carmela Soprano, la mujer en la sombra tras el hombre de negocios turbios.

 

El lado oscuro de Walter White

  

Bryan Cranston comparó terminar Breaking Bad con "retirarse después de ganar la Super Bowl" y también explicó la transformación de Walter White en "alguien que no es para mejorar su situación económica", cambio sobre el que pivota la ficción.

 

Jesse Pinkman, la marioneta

   

Al estilo más quijotesco, Walter White desde su inicio ha tenido un escudero, Jesse Pinkman (Aaron Paul), que ha observado la metamorfosis de White sintiendo como su personaje ha sido "la marioneta de Walter White" por su débil personalidad, como explicaba Paul.

  

Pinkman, reconocido por su muletilla "Bitch", ha mostrado su satisfacción por el desenlace de la serie, por el que el propio Gilligan lloró cuando lo escribía como reconoció en una charla con otros guionistas.

 

Los mejores capítulos de la serie

  

Dean Norris, el cuñado de White y agente de la DEA, afirmó que el final de Breaking Bad representará "un momento clave" en la relación entre Hank y Walter, destacando también que "estos últimos ocho capítulos son, probablemente, los mejores de toda la serie. Y eso es decir mucho, ya que es una gran serie"

  

Seis años después finaliza el recorrido de una trama que podremos ver en España a través de Yomvi y Paramount Comedy y que concluirá con uno de los mejores personajes malvados que, por extrañas circusntancias, hacen que el espectador sienta como propia la historia de Walter White, un hombre cualquiera que de repente inicia una catarsis hacia el lado oscuro de su personalidad.