El Príncipe se solidariza con las víctimas de Ávila

El Príncipe preside una entrega de despachos a sargentos del Aire marcada por el luto del accidente de autobús de Ávila

El Príncipe de Asturias ha presidido este martes en León la ceremonia de entrega de Reales Despachos a los 160 nuevos sargentos de la XXI Promoción de la Academia Básica del Ejército Aire, un acto que ha estado marcado por el luto oficial decretado por la muerte de nueve personas en el accidente de autobús Tornadizos (Ávila), por lo que los honores de ordenanza han sido suprimidos y la bandera ha ondeado a media asta.

 

A su llegada a la Plaza de Armas, Don Felipe ha sido recibido por el ministro de Defensa, Pedro Morenés; el jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire, Francisco Javier García Arnáiz; el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y la presidenta de las Cortes, María Josefa García Cirac, tras lo cual ha pasado revista al Escuadrón de Alumnos.

 

En esta ocasión, los honores de ordenanza han sido suprimidos por el luto oficial decretado por la Comunidad de Castilla y León con motivo del accidente de autobús ocurrido ayer en Ávila en el que murieron nueve personas. Además, como señal de duelo, la bandera ha ondeado a media asta durante toda la ceremonia.

 

Tras el acto de acción de gracias, oficiado por el arzobispo castrense, Juan del Río, el Príncipe de Asturias ha impuesto la Cruz del Mérito Aeronáutico al número uno de la XXI Promoción, el sargento Alejandro Polo Lucas.

 

A continuación, han recibido sus despachos los otros 159 nuevos sargentos que este año han puesto fin a su formación en la Academia Básica del Ejército del Aire, entre ellos 40 mujeres.

 

Posteriormente, el director de la Academia, coronel Lucas Muñoz Bronchales, ha pronunciado la última lección del curso, en la que también ha tenido palabras de recuerdo para las víctimas del accidente de Ávila, a cuyos familiares ha trasladado sus condolencias en nombre de la Academia.

 

La ceremonia ha continuado con el homenaje a los que dieron su vida por España, seguido por una descarga de fusilería y el sobrevuelo de una formación de aviones C-101 del Grupo de Escuelas de Matacán, Salamanca.

 

Finalmente, Don Felipe se ha dirigido a los nuevos sargentos para ordenarles, por última vez en la Academia: "¡Rompan filas!".

 

Un desfile aéreo de los aviones del Grupo de Escuelas de Matacán y el desfile terrestre de los caballeros alumnos de las promociones XXII y XXIII de la Academia Básica del Aire han puesto fin a la ceremonia de entrega de Reales Despachos.

 

Al acto también han asistido el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Felipe Ruiz Medrano, y los alcaldes de Valverde de la Virgen, David Fernández Blanco, y de San Andrés, Gregorio Chamorro, entre otras autoridades civiles y militares.