El Príncipe Felipe cumple 43 años preparado para una sucesión lejana

El Príncipe Felipe cumplió ayer 43 años consciente de que está plenamente preparado para un proceso de sucesión que en todo caso “ni está en marcha” ni se ve cerca, informaron fuentes de la Casa del Rey.
Agencias

El de ayer fue un doble aniversario porque se cumplen 25 años de aquella sesión solemne en las Cortes en la que el Heredero de la Corona juró acatar la Constitución coincidiendo con su mayoría de edad y en cumplimiento del artículo 61 de nuestra Carta Magna.

La intervención quirúrgica del Rey el año pasado, unido al hecho de que Don Felipe ha ido asumiendo en los últimos años nuevas funciones y cada vez de mayor relevancia, han alimentado especulaciones de todo tipo sobre la sucesión. Alimentadas, entre otras cosas, por un comentario del Rey en conversación informal con periodistas en la recepción del 12 de octubre en el Palacio Real, donde bromeó sugiriendo que tenía ganas de que el Príncipe le diera el relevo porque 35 años de reinado eran muchos, después de que los periodistas le preguntaran precisamente por las más de tres décadas que lleva en el trono.

Los portavoces oficiales del Palacio de la Zarzuela aseguran sin embargo que “no hay ninguna operación de abdicación en marcha”. Al margen de que Don Felipe esté perfectamente preparado para ser Rey, subrayan que el Heredero no tiene prisa ni impaciencia por asumir esas funciones.

El Rey sigue
Menos aún cuando el propio jefe del Estado aseguró en su mensaje de Navidad que seguía y seguirá “cumpliendo siempre con ilusión” sus funciones institucionales porque es su “deber”, pero también “su pasión”.