El primer laboratorio espacial chino caerá a la Tierra en 2017

20160919134706 detail

China espera que su primer laboratorio espacial, Tiangong-1 se precipite a la atmósfera de la Tierra en la segunda mitad de 2017, después de seis años en el espacio.

Tiangong-1 fue lanzado en septiembre de 2011 y terminó su servicio de datos en marzo de este año, cuando se había "cumplido ampliamente su misión histórica", según ha afirmado el subdirector de la oficina de ingeniería espacial tripulado, Wu Ping, en una conferencia de prensa.

El laboratorio espacial está actualmente intacto y en órbita a una altura media de 370 kilómetros --según ha indicado Wu-- Con un peso de 8,5 toneladas, el módulo mide 10,4 metros de largo y 3,3 de diámetro.

Así, estuvo en servicio durante cuatro años y medio, dos años y medio más de lo previsto. Recibió la visita de las naves Shenzhou-8, Shenzhou-9 y Shenzhou-10, con contribuciones importantes al programa espacial tripulado chino, dijo Wu.

"Sobre la base de nuestros cálculos y análisis, la mayor parte del laboratorio espacial se quemará durante la caída, ha señalado el subdirector y ha agregado que es "improbable que afecte a las actividades aéreas o causar daños en superficie".

Las autoridades espaciales chinas continuarán monitoreando Tiangong-1 para fortalecer la alerta temprana ante una posible colisión con otros objetos. Si es necesario, China dará a conocer un pronóstico de su caída e informar de ello a nivel internacional, dijo Wu.

China lanzó su segundo laboratorio espacial experimental, Tiangong 2, este 15 de septiembre, como parte de un plan más amplio para tener una estación espacial tripulada permanente en el servicio alrededor de 2.022.