El presupuesto para la obra del Enrique Estevan se dispara por el profundo deterioro del puente

El puente Enrique Estevan.

El Ayuntamiento de Salamanca se ve obligado a aplicar un modificado de obra por el 40% del coste inicial ante el mal estado del puente a pesar de que, según el PSOE, lo negó. La oposición critica que se hiciera un proyecto "deprisa y corriendo" y que suba su coste.

El mal estado del puente Enrique Estevan va a obligar al Ayuntamiento de Salamanca a aumentar el presupuesto para su rehabilitación solo seis meses después de iniciar la obra y cuando los trabajos ya tendrían que estar casi terminados. El motivo, el profundo deterioro que sufre esta singular obra, denunciado a comienzos de legislatura por el PSOE y que fue ignorado por el equipo de Gobierno. Algo solo resuelto hace cerca de un año, cuando se licitó la obra, una actuación presupuestada en un millón de euros y en la que el Ayuntamiento quiso presumir de un ahorro que no va a ser tal.

 

La decisión se ha tomado este martes en una larga comisión municipal en la que la oposición ha mostrado su disconformidad no con el resultado, sino con el modo de actuar elegido para este caso concreto. Según el concejal socialista Joaquín Corona, el PSOE se hartó de denunciar el mal estado del puente y tuvo que ver como el equipo de Gobierno lo negaba "a pesar de que veníamos diciendo que su estado era más que lamentable". El resultado es que se ha tenido que aprobar un modificado de obra casi por el 40% del importe por el que fue adjudicada; el contrato se cerró el pasado marzo por un importe de algo más de 608.000 euros y la adjudicataria fue Ferrovial Agromán.

 

En su día, el Ayuntamiento dio a conocer que el contrato se había adjudicado con una importante baja con respecto a los 900.000 euros presupuestados inicialmente. Un ahorro que ahora será imposible porque se han encontrado más desperfectos de los esperados y ha habido que aumentar del presupuesto hasta prácticamente la cifra inicialmente prevista. "O el proyecto no estaba completo o tienen que explicar qué es lo que se va a hacer para aumentar el coste de esta manera", asegura Corona, que considera que es el resultado de hacer "un proyecto deprisa y corriendo" tras negar su mal estado porque "fuimos nosotros los que pedimos que se iniciaran las obras porque estaba en situación de peligro".

 

En todo caso, el PSOE se ha abstenido en la votación para aumentar el presupuesto, pero quiere que quede claro que su objetivo es que la obra quede perfecta y que el puente esté arreglado para siempre.

Noticias relacionadas