El presupuesto municipal para este año se reduce en casi un 15%

Balance. Inicio de la carrera electoral al realizar el equipo de Gobierno un balance de su gestiónen la presentación de las cuentas. Cantidad. El presupuesto asciende a 9.541.046,87 euros
MONDRIÁN / DAVID RODRÍGUEZ
El alcalde de Ciudad Rodrigo, Javier Iglesias, acompañado del concejal de Economía y Hacienda, Enrique Cencerrado, presentaron ayer de forma pública el borrador de los presupuestos municipales para el ejercicio 2011, en el cual, según Cencerrado, “siguen pintando bastos“. Esta presentación se convirtió en un balance de lo que había sido la gestión del actual Equipo de Gobierno durante la presente legislatura, como punto de inicio de la carrera electoral que se vivirá en los próximos meses.

Las cuentas de Miróbriga para este año no son nada halagüeñas, ya que hay un descenso presupuestario respecto a 2010 de un 14,81%. En 2011 el presupuesto municipal asciende a 9.541.046,87 euros, frente a los 11.200.000 euros de 2010. A pesar de la austeridad, “dará solución a las necesidades reales”, según el concejal de Economía, y “refleja el alto grado de cumplimiento del programa electoral que se ha realizado en años anteriores, que permite un presupuesto más desahogado”.

Entre las principales causas de esta diferencia está la situación de la guardería municipal. En las cuentas de 2010 se habían presupuestado 1.300.000 euros para la misma, y en las de este año, sólo hay unos 300.000 euros. Eso sí, por la quiebra de la empresa que construía la guardería, la mayor parte de la inversión del año pasado no se ha ejecutado, pero se incluirá en los presupuestos de 2012. La reducción presupuestaria también se debe a que este año no hay fondos europeos para actos del Bicentenario como en 2010.

Además, las cuentas municipales están marcadas por dos factores, según explicó Cencerrado. Por un lado, la disminución de ingresos por la falta de actividad en algunos sectores, y el descenso por tercer año consecutivo de la participación de impuestos del Estado. Y por otro, el aumento de algunos gastos, como la factura de la energía eléctrica, que se ha disparado.

A pesar de esas dos cuestiones, el Ayuntamiento apuesta, según Iglesias “por un presupuesto en equilibrio y sin déficit”. Para el alcalde de Miróbriga es fundamental que “los gastos se adecúen a los ingresos previstos, para no aumentar la deuda”. Por ello, se ha hecho un ajuste estricto de los gastos corrientes, reduciendo “de las partidas que son prescindibles para poder mantener las imprescindibles”. Como para este ejercicio se espera que no haya déficit, se confía en disminuir la deuda viva del Ayuntamiento en un 10% (561.000 euros). Iglesias volvió a recordar que la deuda viva del Consistorio se ha reducido en esta legislatura, a diferencia de muchos municipios de España que la han aumentado. En palabras del alcalde, “hemos hecho bien las cosas en tiempos de dificultades y crisis”.

En el desglose presupuestario, Cencerrado explicó que se mantienen las partidas presupuestarias para los conceptos sobre los que se sustenta su actuación política de estos años. Así, se mantienen igual las inversiones en el aspecto social, turismo, cultura, promoción del deporte, limpieza viaria, ferias ganaderas y el Carnaval. También se llevará una parte importante el capítulo de obras, en un presupuesto que muestra, según Cencerrado “la sensatez del control económico financiero y la responsabilidad política del equipo de Gobierno”. Mientras Iglesias calificó el presupuesto como “riguroso, amoldado a los tiempos que vivimos, creíble, y propio de los tiempos que corren”.