El presidente regional habla de cuentas entre "el realismo y la esperanza"

Juan Vicente Herrera asegura que buscan atender las necesidades de los ciudadanos. 

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha asegurado que los Presupuestos Generales de la Comunidad para 2014 "se mueven entre el realismo y la esperanza" y que persiguen "como máxima prioridad" atender las necesidades de los ciudadanos, así como la "reactivación económica y la creación de empleo".

 

Herrera, quien a lo largo de casi dos horas ha desgranado las características del Presupuesto de la Comunidad para el próximo año 2014, ha explicado que el proyecto "se mueve entre el realismo y la esperanza"; el "realismo", a su juicio, se vincula con un escenario "que digan lo que digan algunos es muy difícil y muy exigente y todavía está sujeto a muchas e importantes incertidumbres".

 

Tras referirse a los efectos "muy dramáticos" que en los últimos seis años ha tenido la crisis en términos de desempleo, dificultades empresariales, pobreza o exclusión social, lo que "obliga a ser prudentes a la hora de hablar de salida de la recesión y más aún de la crisis", Juan Vicente Herrera ha defendido que los Presupuestos tienen también un matiz de "esperanza".

 

Ésta se sustenta, según ha explicado, en datos objetivos que comparados con los de hace doce meses "marcan la evidencia de que las cosas importantes están cambiando y de forma favorable" y que, ha reconocido, son "el fruto de tantos y tantos sacrificios y esfuerzos exigidos y asumidos".

 

"Estos Presupuestos reflejan también la voluntad firme de Castilla y León, de su Gobierno y de su presidente, y pienso que de todos los ciudadanos, de no resignarnos, de seguir luchando y de afrontar con fuerza un mejor futuro".

 

La "máxima prioridad" de las cuentas regionales para 2014 es, "un año más", la atención a las necesidades de los ciudadanos --"nuestra gente"--, de las familias y de las empresas, lo que responde al principio del "autonomismo útil" y "refuerza la vocación de la Comunidad como prestadora de grandes servicios públicos de su competencia", ha defendido antes de puntualizar que ello se hace "sin perjuicio" de la atención al resto de competencias.

 

Es precisamente el "carácter social" de los Presupuestos, "coherentes" con las políticas del Ejecutivo en los últimos años y centrados en dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos que más sufren los efectos de la crisis, el que "mejor responde" a la voluntad de los ciudadanos "en un escenario de recursos limitados" que obliga, ha recordado, a tener claro su uso en todo el territorio, punto en el que ha destacado que a la distribución territorial de las cuentas contribuirá el aumento de la cooperación financiera "con todos los ayuntamientos".

 

SU INCIDENCIA ECONÓMICA 

 

"Se revela también el Presupuesto como un instrumento básico de la política económica", ha defendido antes de añadir que buscan la reactivación económica y la creación de empleo mediante la conciliación de las políticas de consolidación fiscal y de crecimiento.

 

No obstante, las cuentas "quedan sujetas" a las obligaciones centradas en el cumplimiento del déficit y la consolidación fiscal, condiciones "esenciales" para salir de la recesión y de la crisis, y constituyen una "apuesta clara" por el empleo y, "de forma renovada", por el municipalismo.

 

Asimismo, durante su intervención el presidente de la Comunidad ha tenido palabras de agradecimiento a los empleados públicos, a quienes ha dado las gracias por el esfuerzo realizado y por ser los "auténticos protagonistas" de la "contrastada calidad" de los servicios.

 

"Contribuyen a construir una administración más moderna y sostenible y así favorecen la salida de la crisis", ha ensalzado.