El presidente defiende la españolidad de Barcelona y recuerda a Mas el valor de la unidad frente a la disgregación

J.M.Margallo, Artur Mas y Mariano Rajoy en la reunión de la UE
El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha defendido este lunes ante el president de la Generalitat, Artur Mas, la españolidad de Barcelona y el valor de la unidad frente a la disgregación como activo de futuro.
BARCELONA, 13 (EUROPA PRESS)



Lo ha hecho en el acto de inauguración de la reunión informal de ministros de Exteriores de la UE y de la ribera sur del Mediterráneo que acoge Barcelona, que ha abierto Mas con un saludo de bienvenida a los asistentes y ha cerrado Rajoy.

El presidente del Gobierno ha comenzado su discurso poniendo en valor el carácter mediterráneo de Barcelona. Para albergar una reunión como la de hoy, ha dicho Rajoy, "pocos lugares pueden estar a la altura de esta ciudad catalana, capital española del Mediterráneo, una ciudad abierta y de acogida que ha hecho famoso el nombre de España en todo el globo".

"Esta grande, famosa, rica y bien fundada ciudad que, fiel a su vocación mediterránea, sigue siendo hoy como ayer honra de España y flor de las bellas ciudades del mundo", ha continuado el presidente, parafraseando a Miguel de Cervantes.

Rajoy ha recordado cómo en Barcelona, a finales de 2005, se lanzó la asociación entre la UE y sus vecinos de la ribera sur del Mediterráneo, en lo que se conoció como el Proceso de Barcelona, que se intentó revitalizar en 2008 con el lanzamiento de la Unión por el Mediterráneo, hoy en horas bajas como le pasó al proyecto anterior por el obstáculo que supone para avanzar en esta asociación el conflicto palestino israelí.

Rajoy ha sacado pecho de haber conseguido organizar esta reunión en Barcelona, la primera del mismo nivel desde 2008. "El Gobierno de España vuelve a situar a Barcelona en el epicentro de la política europea con los países de nuestra ribera sur", ha dicho.

Pero además, ha aprovechado su discurso para lanzar un mensaje al presidente Mas ante la deriva soberanista que ha liderado al frente de la Generalitat.

"En un mundo rápidamente cambiante y progresivamente interdependiente, el valor de la unidad frente a la disgregación, la altura de miras, la conciencia de muchos siglos de convivencia, la ponderación de lo que tenemos en común frente a lo que nos separa y la reafirmación de nuestros valores comunes constituyen la base que ha de permitirnos avanzar con ilusión en proyecto de futuro en beneficio de todos nuestros compatriotas".