El presidente de la Forta opina que las televisiones autonómicas no deberían emitir partidos de fútbol por su coste

El presidente de la Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos (FORTA), Jesús López Cabeza, ha advertido de que en el mercado de los derechos del fútbol hay una "burbuja" y ha opinado que las televisiones autonómicas no debería comprar este tipo de derechos porque "los precios no se corresponden con su utilidad". Por otro lado, ha indicado que el proceso de liberalización del 'dividendo digital' viene "en el peor momento" y aboga por realizarlo en un "plazo más gradual".
MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos (FORTA), Jesús López Cabeza, ha advertido de que en el mercado de los derechos del fútbol hay una "burbuja" y ha opinado que las televisiones autonómicas no debería comprar este tipo de derechos porque "los precios no se corresponden con su utilidad". Por otro lado, ha indicado que el proceso de liberalización del 'dividendo digital' viene "en el peor momento" y aboga por realizarlo en un "plazo más gradual".

"Si hay una alternativa, yo creo que no es uno de los contenidos que debamos tener, es una opinión personal pero yo creo que compartida por la gran mayoría de televisiones que componen la FORTA", ha señalado el presidente de la federación que reúne a los entes autonómicos durante un desayuno informativo del Foro de la Nueva Comunicación.

Así, opina que en el pasado "hubo una desviación" al comprar "costosos" derechos para emitir deportes de lo que debe ser la "prioridad" de una televisión pública. Además, ha argumentado que el coste de este tipo de derechos no se corresponde con los réditos que ofrecen y, en este sentido, ha indicado que tener la 'Champions League' sólo supone una mejora en el 'share' anual para una autonómica de un 2%.

En general, ha señalado que hay que reconocer que durante los tiempos de "bonanza económica" en algunos casos las televisiones autonómicas comprometieron "gastos muy elevados en la compra de contenidos y derechos que podía ir más allá de lo que es su misión de servicio público de proximidad". Concretamente, ha reconocido que hubo un grupo que "se desvió frontalmente de su misión y entró en competencia con programas de entretenimiento ligero y de bajo nivel desnaturalizando su propia función pública".

Sin embargo, ha subrayado, frente a la "corriente de opinión promovida por algunos agentes mediáticos, sociales y políticos que cuestionan la necesidad de estas televisiones" y "critican su elevado deuda", que los presupuestos de las radios y televisiones autonómicas han bajado un 30 por ciento en tres años, mientras que mantienen su audiencia, hasta los 21 euros por habitante al año.

Además, ha recordado que las televisiones autonómicas en España tienen uno de los costes "más bajos de Europa". Concretamente, ha señalado que en 2010 costaron un 29 por ciento menos que la media europea de televisiones públicas comparables. También ha negado el argumento de que las televisiones públicas suponen un lastre para los presupuestos de las comunidades autónomas.

"Las cantidades que destinan los gobiernos autonómicos para financiar las radios y televisiones autonómicas, desde luego no desequilibra sus presupuestos", ha subrayado el presidente de Forta, quien ha subrayado que de media el gasto en los canales autonómicos supone un 0,75 por ciento del total de los presupuestos de las comunidades.

Con este gasto, López Cabeza ha subrayado que cada día en España más de 8,5 millones de personas sintonizan espacios informativos de las televisiones públicas y, de ellas, el 40 por ciento lo hace a través de las televisiones de la FORTA. De hecho, según ha precisado los informativos de las autonómicas son líderes en Andalucía, Cataluña, País Vasco, Galicia y Aragón. Asimismo, ha subrayado que en el mes de octubre las televisiones públicas recibieron la confianza de casi uno de cada cuatro espectadores.

EL DIVIDENDO DIGITAL, "EN EL PEOR MOMENTO"

Por otro lado, preguntado por el proceso de liberalización del dividendo digital, que implicará el desplazamiento de frecuencias de algunas cadenas, ha señalado que "viene en el peor momento" para las televisiones, para las que les va a suponer "un esfuerzo", igual que a los ciudadanos.

Por ello, aunque ha señalado que entiende el interés de los operadores de telecomunicaciones porque el proceso se haga en el menor tiempo posible, ha opinado que "hay una presión excesiva" por adelantar los plazos, que el Gobierno ha acortado desde el 1 de enero de 2015 al 1 de enero de 2014. En este sentido, ha abogado por "un plazo más gradual".

Por último, ha insistido en que las televisiones autonómicas representan el 20 por ciento de los ingresos que obtiene el sector audiovisual y ha recordado que el 75 por ciento de las principales productoras que les suministran contenidos están implantadas en las propia comunidad. También ha abogado por una alianza de todo el sector audiovisual para estrechar "alianzas" y "cooperar" en su mejora.